"Los retrasos del Ayuntamiento de Ávila en el pago a las empresas impide un mejor servicio"

Izquierda Unida de Ávila detalla que a mes de mayo el consistorio debía 1,8 millones de euros a FCC por los distintos servicios que se prestan. “Quien no paga tiene las manos atadas para pedir que el servicio que se presta sea impecable”.


“Las caras han cambiado, pero los impagos siguen siendo los mismos”. En concreto el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila pone de manifiesto que a mes de mayo el Ayuntamiento de Ávila debía 1,8 millones de euros a la empresa FCC por los distintos servicios que presta en la ciudad, como son la limpieza viaria, la recogida y tratamiento de residuos o la recogida de envases.

 

“Con independencia de si se está cumpliendo o no la ley de morosidad, la realidad es que el consistorio abulense sigue siendo una entidad especialmente morosa con las empresas que prestan sus servicios en la ciudad, una situación que deja al Ayuntamiento atado de pies y manos cuando se trata de exigir que el servicio que se presta sea impecable y ajustado a los términos del contrato” apunta Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que recuerda otras deudas ‘históricas’ con empresas como ocurre en el caso de Aqualia, “determinantes a nuestro juicio a la hora de abordar determinadas decisiones”.


Sumando los distintos conceptos sobre los servicios que presta FCC en la ciudad los datos facilitados indican una deuda de 1,8 millones de euros. “No se está pagando en tiempo y forma” indican desde Izquierda Unida de Ávila. Situación que “nos tememos seguirá prolongándose, toda vez que a pesar del incremento presupuestario anual en todos los servicios el año pasado ya quedó sin pagarse por falta de consignación un total de 40.000 euros y que pone en evidencia que las cosas no se están haciendo bien, sean quien sean los dirigentes del Partido Popular”. Consignación que este año también tuvo reflejo presupuestario al alza “pero el retraso en el pago es similar al de otros ejercicios”.


El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha reclamado en sede municipal, “y sigue sin tener”,  un informe que aclare “cómo y en qué términos quedó el contrato con FCC después del ajuste que se llevó del servicio”. Un informe “desde el que analizar el grado de cumplimiento del servicio que presta la empresa” pero que a juicio de la formación de izquierdas “es deficiente”.