Los restos de un satélite ruso de comunicaciones podría caer en la Tierra el 1 de enero de 2014

Los restos del satélite de comunicaciones ruso Molniya podrían caer en la Tierra el primer día del año 2014, según se desprende de un informe publicado por la empresa rusa Vimpel y recogido por la agencia rusa RIA Novosti.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)



Este aparato en cuestión, Molniya 3-45, de 1,7 toneladas, fue lanzado al espacio en 1993. En los últimos 40 años, se han lanzado un total de 158 satélites Molniya, de los que 111 se quemaron en la atmósfera terrestre, según datos de mayo de 2013.

Además, de los 47 que siguen orbitando la Tierra, 33 caerán en los próximos años y otros 13, antes del año 2030, según señalan los expertos de Vimpel en su informe en el que se precisa que, en los próximos cinco años, entrarán en la atmósfera terrestre otros siete satélites de este tipo "con mucha probabilidad".