Los representantes empresariales califican de "impresentable" la acción de Mañueco

La actitud del alcalde en los premios Cecale de Oro responde a un intento de éste por "saldar enfrentamientos personales, ya sea en nombre propio o en el de terceros" y avanzar en su desprecio por las organizaciones representativas del sector", aducen.

La intervención de Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca y secretario regional del PP en el acto de entrega de los Cecale de Oro 2013 no ha dejado a nadie indiferente. Tras la sorpresa e incredulidad inicial por parte de los presentes en el acto celebrado ayer, cuyas caras expresaban vivamente que la intervención estaba fuera de lugar y respondía a intereses antagónicos a los que le habían traído como anfitrión al acto, las reacciones hoy son más duras e inciden en la extemporaneidad de los ataques y su naturaleza 'turbia'.

 

Representantes del empresariado salmantino consultados por TRIBUNA han manifestado que la acción de Mañueco fue "una auténtica desfachatez impropia de quien presume de defender los intereses generales y sin embargo aprovecha una intervención pública para saldar enfrentamientos personales, ya sea en nombre propio o en el de terceros, y avanzar en su desprecio por las organizaciones representativas del sector". De la misma manera, las mismas fuentes señalan hoy que el comportamiento del alcalde "no sólo denota una falta de respecto hacia el empresariado local, algo que no es de ahora, sino que se convierte en un ejemplo de que vive alejado de la realidad".

 

Frente a las acusaciones de Mañueco de que son las organizaciones empresariales las que no entienden que “lo importante es pensar en lo de todos y no en lo de cada uno", estas han recordado hoy al primer edil salmantino uno de los conflictos abiertos entre ambas partes. Los empresarios aducen que la intención de Mañueco de aportar 3,5 millones de euros de las arcas municipales para el polígono de Las Malotas "con la intención de beneficiar intereses particulares, es el mejor ejemplo".

 

Al respecto de la fractura en el diálogo social, responsabilizan al alcalde salmantino de actuar "de espaldas al empresariado, primero con el fallido 'tasazo' que quiso incluir en las ordenanzas municipales y que hubiera supuesto una medida claramente recaudatoria e injusta y que se atajó a tiempo viéndose obligado a dar marcha atrás", y en la última semana con la solicitud de Área de Gran Influencia Turística para Salamanca "sin contar, como se había comprometido, con la asociación salmantina de comercio". La liberalización de los horarios para las grandes superficies que conlleva esta declaración "es la puntilla para el pequeño comercio, y nuestro alcalde no sólo no ha querido escucharlo y tomar nota, sino que ha actuado a espaldas suya e infringiendo un daño que puede ser irreparable".

 

Por último han manifestado su extrañeza por la insistencia de Mañueco en reivindicar la validez de sus decisiones por el apoyo de las urnas, "y en cambio se permite menoscabar la representatividad de los líderes de las asociaciones empresariales y la patronal, que se someten igual que el a las elecciones que marcan sus estatutos en cada mandato y son legitimados por el voto de sus iguales".