Los refugiados podrán competir en Río 2016 bajo la bandera olímpica

Thomas Bach

Los atletas refugiados sin país de origen podrán competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016 bajo la bandera y el himno olímpico, según ha avanzado el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

Esta resolución, que fue apoyada por 180 de los 193 estados miembros de la ONU, insta a que se respete la Tregua Olímpica desde una semana antes del comienzo de los Juegos Olímpicos y hasta siete días después de que acaben los Juegos Paralímpicos.


"Los Juegos Olímpicos son el momento en que los valores de la tolerancia, la solidaridad y la paz son traídos a la vida. Este es el momento en que la comunidad internacional se reúne para la competencia pacífica", dijo Thomas Bach en un comunicado.

El presidente del COI explicó además que en la "villa olímpica" se ven valores como la "tolerancia" y la "solidaridad" en su "forma más pura". "Los atletas de todos los Comités Olímpicos Nacionales (206) viven juntos en armonía y sin ningún tipo de discriminación. Europa intenta hacer frente a un aumento en los refugiados que huyen de la guerra y la pobreza en el Oriente Medio, África y Asia", apuntó.

"En la actualidad, ninguno de estos atletas tendría la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos, aunque clasificado desde el punto de vista deportivo, ya que, con su condición de refugiados, se quedan sin un país de origen y sin un Comité Olímpico Nacional que representar", explicó Bach sobre la situación de los atletas refugiados.

Finalmente, Thomas Bach expresó que estos deportistas "van a tener un hogar junto con todos los otros 11.000 atletas de 206 Comités Olímpicos Nacionales en la Villa Olímpica".