Los rectores cifran en más de 7.600 los estudiantes excluidos como becarios al subir la nota a 5,5

El efecto directo de la elevación de la nota, en caso de mantenerse durante la totalidad del periodo previsto y manteniendo la proporcionalidad entre becarios de nuevo ingreso y totales, produciría una exclusión estimada de la condición de becarios a 19.719 estudiantes del sistema, reduciendo un 8,8% el número total.

Un documento interno de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) cifra en más de 7.600 los estudiantes de nuevo ingreso que se verán excluidos como becarios si el Gobierno eleva  a un 5,5 la nota media en bachillerato y prueba de acceso a la universidad para acceder a la matrícula gratuita.

 

En este sentido, el texto, que evalúa los efectos de la aplicación del proyecto de Real Decreto de Becas para el curso próximo, apunta que el recorte en el gasto público en becas se manifiesta tanto en la pérdida de condición de becario como por la eliminación y reducción de ayudas.

 

Entre sus estimaciones, también concluye que el efecto directo de la elevación de la nota, en caso de mantenerse durante la totalidad del periodo previsto y manteniendo la proporcionalidad entre becarios de nuevo ingreso y totales, produciría una exclusión estimada de la condición de becarios a 19.719 estudiantes del sistema, reduciendo un 8,8% el número total.

 

En el apartado de reintegro de ayudas si el estudiante no supera el 50% de los créditos o asignaturas matriculadas, calcula que podría afectar a una proporción superior al 15% (más de 30.000 estudiantes) de los alumnos becados.

 

Para la conferencia, la consecuencia financiera de esta medida puede determinar el reintegro a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de un montante superior a los 63 millones de euros, lo que supondría una reducción final del gasto público en becas universitarias del 7% de los recursos dispuestos en el año académico 2012/2013.

 

Además, el mantenimiento de la beca en cursos posteriores en base a nuevos requisitos excluirá a algo más del 10% de los estudiantes becarios, lo que significaría una reducción de 22.000 estudiantes del total de becarios del curso 2010-2011 y supondría un recorte superior a los 70 millones de euros.

 

En total, el documento recoge que el gasto público en becas disminuirá un 41,9% en el curso 2010/2011, lo que supondrá más de 304 millones de euros, si bien este dato surge "sin alterar los requisitos académicos de acceso y renovación de la condición de los becarios".

 

"Este resultado es contrario a otra de las recomendaciones de la Comisión de Expertos, en la que insiste en la necesidad de reforzar las ayudas para impulsar la movilidad nacional e internacional, como un elemento clave para reforzar la competitividad de nuestro sistema universitario", concluye el documento.