Los recambios aumentan su aporte a la rentabilidad de los concesionarios en detrimento de los talleres

La venta de recambios ha incrementado su contribución a la rentabilidad de los concesionarios de automóviles durante 2013 en detrimento de los talleres, que redujeron su aportación en el conjunto del año pasado.

Este documento pone de manifiesto que la actividad de reparación continuó perdiendo peso en lo que se refiere a los resultados de los puntos de venta en 2013, con un 14% del total, en comparación con el 19% contabilizado en 2012, lo que supone una disminución del 26%. La cifra de negocio de esta área de negocio bajó del 8% al 6% en 2013.


Por su parte, las operaciones de venta de recambios acaparó un 45% del total de la aportación a la rentabilidad de los concesionarios, lo que supone un aumento de 5 puntos porcentuales respecto a las cifras contabilizadas el ejercicio anterior. En cuanto a los ingresos de esta actividad, el porcentaje sobre el total se mantuvo en el 19%.

Las ventas conservaron su aporte a la cuenta de resultados de dichos centros, con un 41% en 2013, lo que supone la misma cifra que la registrada en 2012, aunque aumentó en dos puntos su facturación, hasta el 75%.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, destacó que el déficit de ventas que en los últimos años ha provocado que entren al parque tres millones de vehículos menos "sigue pasando factura" a esta actividad y afirmó que los coches más antiguos acuden menos al taller y con operaciones de menor cuantía.

"Todo esto, unido a la competencia desleal de los talleres clandestinos y a las duras condiciones que muchas veces imponen las aseguradoras, hace necesaria la puesta en marcha de un plan integral de posventa", añadió.