"Los que dijeron que no se había decidido quién debía pagar el carbón activo para eliminar las algas deben dar explicaciones"

Embalse de Serones

Izquierda Unida de Ávila critica la gestión del Ayuntamiento en el problema de las algas de Serones.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila considera una “tomadura de pelo” la forma en la que el Equipo de Gobierno del Partido Popular ha “actuado y gestionado públicamente todo lo relacionado con la eliminación de las algas en el embalse de Serones”.

 

Un proceso en el que “no sólo ha actuado, desde el primer momento, en defensa de los intereses de la empresa concesionaria del servicio de agua por encima de los intereses de los ciudadanos, sino porque en la aprobación de la solución -dosificadores de carbón activo- sostuvo públicamente que el mantenimiento quedaba pendiente”. Inclusive el grupo municipal de Ciudadanos, “cuyo cambio de postura fue determinante para la aprobación de la medida”, declaró públicamente que el mantenimiento de la misma “corresponderá a Aqualia”.

 

Apenas unos días después de estas declaraciones “parece que la decisión del mantenimiento ya se ha solucionado” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, tras las declaraciones realizadas por el teniente de alcalde de Servicios a la Ciudad, Héctor Palencia, donde indica como responsabilidad del consistorio el pago del carbón activo a razón de 2.500 euros diarios.

 

"Quizás la ligereza con la que determina lo que es o no es responsabilidad de las arcas municipales viene determinado por quien desde el primer día de esta polémica dejó claro que daba igual quién lo pagara”. Una actitud “que choca frontalmente con la responsabilidad de un cargo que debe actuar en defensa de los intereses de la ciudad y sus ciudadanos”.

 

Desde el primer momento “la postura de Izquierda Unida de Ávila ha sido clara y firme”. Una postura en la que la formación de izquierdas ha coincidido “en la necesidad de trabajar para encontrar una solución al problema de las algas en el embalse de Serones, como no podía ser de otra manera, si bien no estamos de acuerdo, y así lo hemos manifestado públicamente, en el procedimiento que se ha seguido ni en la solución adoptada”.

 

Más allá de la interpretación del contrato, donde el grupo municipal de Izquierda Unida "siempre ha considerado, y lo seguimos haciendo" que todo este proceso corresponde a las obligaciones asumidas en su momento por la empresa concesionaria del servicio, la formación ha pedido en innumerables ocasiones "afrontar el problema de las algas en origen".

 

Desde IU señalan que "en lugar de comenzar estudiando el porqué de este problema, se ha preferido adoptar una solución que, por una parte, no sirve -así lo dicen los informes técnicos- cuando la carga de algas llega a los niveles que ha llegado a tener el embalse de Serones”.

 

Carga, que, según señala la formación, en estos momentos está a cero. “El ciudadano debería preguntarse por qué el Partido Popular ha tenido tanta prisa en aprobar un sistema cuando en estos momentos no existe el problema gracias a las abundantes precipitaciones de los últimos meses".

 

Quiere dejar claro el grupo municipal de Izquierda Unida que "es una obligación del Ayuntamiento de Ávila ofrecer un agua de calidad a los abulenses, pero no es menos cierto que es una obligación hacerlo desde la responsabilidad de una gestión eficiente y responsable. Podemos estar ante una medida que no se llegue a usar nunca o que se convierta en una hipoteca de por vida para el bolsillo del ciudadano".