Los programas escolares preventivos de droga han llegado a 253.000 alumnos y más de 24.000 familias en la Comunidad

Francisco de Asís Babín (derecha) interviene en las jornadas de Cruz Roja
El delegado para el Plan Nacional de Drogas sitúa la validación de la calidad de los programas como reto del próximo plan de acciones


VALLADOLID, 29 (EUROPA PRESS)

Los programas escolares dirigidos a la prevención del consumo de drogas han llegado a 253.000 alumnos desde el curso 1996/97, en el que se puso en marcha, y a más de 24.000 familias desde el año 2003.

Así lo ha puesto de manifiesto el coordinador de servicios del Comisionado regional para la Droga, Fernando Martínez, quien en declaraciones a Europa Press ha apuntado a su deseo de aumentar la cobertura y llegar, de este modo, a un mayor número de escolares y familias.

Martínez, quien ha participado este jueves en las XXV Jornadas Nacionales de Drogodependencias organizadas por Cruz Roja, ha cifrado en 253.000 los alumnos a los que estos programas han llegado desde el curso 1996/97 marcha y en más de 24.000 las familias desde el año 2003.

"Queremos llegar a más", ha destacado antes de añadir que desde la Consejería de Familia, que está adaptando el programa a las particularidades de cada centro, se ha concluido, en función de la experiencia de los último años, que la prevención es "posible y eficaz" y que, aunque "no puede con todo", es imprescindible conocer el procedimiento y respetarlo.

En su opinión, la intervención combinada en el ámbito escolar, familiar y de ocio es "fundamental" y, en el caso de la Comunidad, los programas, según se ha comprobado, consiguen mejorar los conocimientos de los estudiantes sobre las drogas, cambiar sus intenciones de consumo y también en el caso de las de mayor intensidad.

Este trabajo, que precisa de dos años consecutivos de labor, engloba también a los padres en el caso de Castilla y León, según Martínez, comunidad "pionera" en el diseño de distintos niveles de intervención que abarcan casos de hijos que ya presentan un consumo "problemático".

Las cifras, en su opinión, avalan el trabajo: se consigue más de un 75 por ciento de retención en los participantes (en algunos casos asisten a 20 sesiones) y más de 80 por ciento de ellos lo recomendaría. "Cuando las cosas se hacen así se pueden conseguir resultados", ha recalcado el coordinador de servicios del Comisionado regional para la Droga.

Asimismo, Fernando Martínez ha apuntado a otro detalle esencial ante el que los padres muestran su extrañeza: la calidad de la relación de los hijos con sus progenitores influye en el tipo de amigos con los que se relacionan y, a su vez, sus comportamientos de riesgo dependen de las personas de las que se rodean.

VALIDAR LA CALIDAD DE LOS PROGRAMAS

Por su parte, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, ha reconocido que precisamente uno de los retos del Plan Nacional para los próximos año, aún no cerrado, radica en validar la calidad de los programas que llegan a los centros educativos para que sean preventivos "y no contrapreventivos".

En declaraciones a Europa Press, ha precisado que se trataría de crear un único sistema de acreditación de la actividad preventiva escolar tutelada por cada administración para avanzar, de este modo, por la senda de la eficiencia.

El próximo Plan de Acción 2013-2016, enmarcado en la Estrategia Nacional, cuenta ya con un "alto grado de acuerdo" con las comunidades autónomas, según Babín, quien ha resaltado que las líneas de acción apuntan a un incremento de la eficiencia de las acciones "para ser eficaces en un marco de restricciones".

El Plan se centra en aspectos "más prevalentes", con los que existen más problemas, como el consumo de alcohol, sobre todo en fines de semana, o la "banalización" del consumo de 'cannabis', aunque no se olvida de otros ejes como los relacionados con la represión del tráfico de drogas o las labor en el campo de la formación y la investigación.

Así, en este mismo marco se estudiará, por ejemplo, la posibilidad de elaborar una única normativa sobre prevención de adicciones a fin de unificar las 183 normas existentes en el país para la prevención del consumo de alcohol en los jóvenes.