Los procuradores de Ávila se manifiestan contra la Ley de Servicios y Colegios Profesionales

Una veintena de procuradores se ha concentrado este jueves a las puertas de los juzgados de la Calle Vallespín de Ávila para mostrar su rechazo al anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales del Gobierno central aprobada por el Consejo de Ministros del día 2 de agosto de 2013 que, según aseguran, tendrá nefastas consecuencias para el ciudadanos y la Administración de Justicia

Fernando López del Barrio, vocal del Colegio Oficial de Procuradores de Ávila, ha dado lectura a un manifiesto a la puerta de los juzgados en el que señalan que la declaración de compatibilidad de las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales "tendrá nefastas consecuencias para el ciudadanos y la Administración de Justicia", ya que "los Servicios de Notificaciones y Traslados de Copias, cuyo gasto es asumido íntegramente por los procuradores, desaparecerán con el consiguiente aumento de gastos para la Administración de Justicia y el incremento del trabajo gestor de la Oficina Judicial".

 

También indican que el sistema de notificaciones Lexnet, gestionado hoy día en un 97% por los procuradores, "será incapaz de asumir en años el acceso de 140.000 profesionales". De igual manera, afirman que la plataforma de traslados de escritos y presentación telemática de demandas del Consejo General de Procuradores, homologada por el Ministerio de Justicia, que supone un importante avance en la implantación de las tecnologías de la información y comunicación en la Administración de Justicia se paralizará.

 

Además, explican que el pago de tasas y depósitos judiciales para recurrir "se verá claramente entorpecido dilatando excesivamente Ia tramitación procesal".

 

Por otro lado, manifiestan que "el quebranto en las 500.000 designaciones de Justicia Gratuita que atienden los procuradores incrementarán los gastos de tramitación y los baremos de compensación a profesionales. En definitiva, un incremento de los gastos y del trabajo gestor para la Administración de Justicia, un retraso y estancamiento de la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación con la consiguiente pérdida de eficacia y agilidad de la Administración de Justicia y la quiebra absoluta del principio de tutela judicial efectiva".

 

La concentración de este jueves ha estado encabezada por una pancarta con el lema 'por una justicia de calidad, ágil y eficaz. No a esta Ley de Servicios y Colegios Profesionales'.