Los Príncipes rehabilitarán con la herencia de Balada una antigua farmacia en Ciudadela declarada patrimonio histórico

Los Príncipes de Asturias y ejecutivos onu
Quieren ceder el uso del local a una fundación de discapacitados


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Los Príncipes de Asturias rehabilitarán con la herencia que recibieron del empresario menorquín Juan Ignacio Balada una antigua farmacia en Ciudadela declarada en 2009 como patrimonio histórico de la isla, ha anunciado hoy el Palacio de la Zarzuela.

El local de la Farmacia Llabrés es propiedad en la actualidad de la Fundación Hesperia que los Príncipes crearon con una parte de la herencia de unos 10 millones de euros que Balada, fallecido el 18 de noviembre de 2009 y a quien no conocían, decidió repartir entre los Príncipes y los ocho nietos de los Reyes. Esa herencia incluía varios bienes inmuebles valorados en su día en unos 1,6 millones de euros.

Consciente del valor cultural de la farmacia (posee unas vistosas vidrieras y puertas de madera) y del deseo de los vecinos de Ciudadela de recuperar el local para el uso y disfrute público, la Fundación Hesperia comenzó a limpiar y sanear el edificio en el que se encuentra ubicada la farmacia el año pasado.

En su última reunión, el Patronato de la Fundación ha decidido proceder a rehabilitar el edificio con el fin de que, concluidas las obras, el inmueble pueda ser utilizado para fines de interés general y social, ha informado Zarzuela en un comunicado.

La Fundación Hesperia desea en concreto que el local pueda ser inicialmente utilizado por la Fundación para Personas Discapacitadas de la Isla de Menorca, organización a la que los Príncipes ya donaron 140.000 euros procedentes de la herencia de Balada.

Por el momento se desconoce a cuánto ascenderá el coste de las obras de rehabilitación de la farmacia, si bien Zarzuela avanza que supondrá para la Fundación Hesperia un "importante desembolso", que se ejecutará a lo largo de varios ejercicios económicos y que dará a conocer públicamente cuando disponga del presupuesto global de las obras.

Tanto el presidente de la Fundación, Gonzalo Urquijo, como la propia Casa del Rey, han informado al Consell Insular de Menorca y al Ayuntamiento de Ciudadela de la voluntad de Hesperia de rehabilitar la farmacia y ceder el uso del local inicialmente a la Fundación para Personas Discapacitadas.

UN PIANO DE BALADA, A LA ESCUELA MUNICIPAL

Por otra parte, el Patronato de la Fundación Hesperia decidió también en su última reunión ceder temporalmente a la escuela municipal de Música y Danza de Ciudadela un piano de la marca Petrof que forma parte de la vivienda de Balada que han heredado los nietos de los Reyes.

Hasta que no alcancen la mayoría de edad, su parte de la herencia no se puede vender ni donar, por eso la cesión del piano formalmente solo puede ser temporal.

Además de la rehabilitación de Balada, la Fundación Hesperia financiará este año con otros 25.000 euros un proyecto de la doctora Aurora Pujol para que siga investigando en el Hospital Bellvitge de Barcelona la enfermedad de la 'adrenoleucodistrofia', que provoca la muerte prematura en niños, y que la fundación viene financiando desde 2011.