Los primeros pinitos del expresidiario Jeremy Meeks como modelo quitan el hipo

Jeremy Meeks, el preso más guapo del mundo, arranca su carrera como modelo. Era el propio ex presidiario en encargado de compartir en su cuenta de Instagram las dos primeras fotografías de su nueva vida.

En la primera de ellas, colgada en primera estancia por su agencia, el joven de penetrantes ojos azules aparece con una gorra del equipo de la NBA de los Golden State Warriors. "Nuestro fan de los #warriors @jmeeksofficial preparado para golpear", era el mensaje que rubricó la imagen.

 

 

Horas después desvelaba su espléndido físico al colgar una fotografía semidesnudo en una cocina mientras se lavaba las manos. Esta última foto, que seguro que causará algún que otro desvelo, le acompaña el mensaje "Cuenta atrás", en clara alusión a su nueva vida en el mundo del modelaje.

 

 

Meeks, cuya foto policial se convirtió en viral hace un año, abandonó el presidio californiano hace tres meses y desde entonces trabaja para la agencia White Cross Management. Jeremy fue arrestado en junio de 2014 por atraco a mano armada, delito por el que tuvo que cumplir 27 meses de prisión.