Los primeros indicios indican que el cadáver hallado en el Pisuerga es del joven desaparecido el día 1

Los primeros indicios indican que el cadáver hallado en la mañana de este viernes en el río Pisuerga a su paso por Valladolid corresponde al del joven de 19 años desaparecido el 1 de abril tras arrojarse al agua, según ha subrayado el subdelegado de Gobierno en la provincia, Antonio Martínez Bermejo, quien ha apuntado que, no obstante, habrá que esperar a la autopsia para confirmar su identidad.


VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)



"Todos los indicios apuntan a que sí puede ser él", ha asegurado Martínez Bermejo, quien ha añadido que tanto los rasgos físicos como la vestimenta apoyan esta hipótesis.

Según han informado fuentes próximas al operativo de búsqueda, minutos después de las 12.00 horas de este viernes un helicóptero del Instituto Armado que participaba en las tareas de búsqueda ha avistado un cuerpo que se encontraba parcialmente emergido en las cercanías de la pasarela del Museo de la Ciencia.

Se trata de la zona en la que desde hace dos semanas se había acotado la búsqueda del joven desaparecido, después de que en ella detectaran un rastro los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil especializados en la búsqueda de cadáveres sumergidos.

Una vez localizado, después de que las condiciones físicas del río hayan posibilitado que saliera a flote el cadáver, se han acercado hasta el lugar miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Benemérita, los cuales lo han rescatado y lo han trasladado hasta la orilla, donde ha permanecido hasta que se ha personado en el lugar el juez de guardia, acompañados de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía.

La autoridad judicial ha procedido al levantamiento del cadáver, trasladado posteriormente al Instituto Anatómico Forense para la realización de la autopsia, con el fin de confirmar su identidad.

COORDINACIÓN ENTRE CUERPOS

El subdelegado ha elogiado la labor de los efectivos que han participado en el rescate, así como la "coordinación demostrada entre todos ellos". Asimismo, ha destacado que los submarinistas de la Guardia Civil que han tomado parte en el rescate "han arriesgado su vida" por tener que bucear en un río que presentaba "hasta cinco veces más caudal y corriente de lo habitual", y con un nivel de turbiedad del agua que dejaba "nula visibilidad" y "obligaba a ir palpando".

Por último, Martínez Bermejo ha agradecido la "paciencia" de la familia del fallecido y ha lamentado que finalmente el cuerpo "haya sido encontrado sin vida"

En los últimos días el dispositivo para la búsqueda ha estado compuesto por integrantes de la Asociación de Salvamento y Rescate de Castilla y León y agentes de la Guardia Civil.

La operación comenzó el lunes 1 de abril por la tarde cuando el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 atendió varias llamadas que informaban de que una persona que se había metido en el río Pisuerga a la altura del puente de Isabel la Católica de Valladolid, y había sido arrastrada por la corriente.