Los primeros impuestos verdes, antes de final de año

Pretenden trasladar impuestos tradicionales hacia quien dirija conductas sostenibles de los ciudadanos. España cumple el Protocolo de Kioto con la compra de derechos de emisión.

El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Federico Ramos, ha señalado que los primeros impuestos verdes estarán listos antes de final de este año.

  

"Se van a ir aprobando distintos impuestos medioambientales. Algunos se han desarrollando ya y otros se están desarrollando", ha manifestado el secretario de Estado durante su intervención en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado.

  

Así, ha dicho que la fiscalidad verde pretende trasladar impuestos tradicionales hacia aquellos que dirijan la conducta de los ciudadanos hacia conductas más sostenibles. "Hacienda ha dicho que está interesado", ha apuntado Ramos, que ha añadido que éste es un ámbito en el que hay que mejorar y que, por ello, su departamento está asesorando al ministerio de Hacienda en el diseño de esta nueva fiscalidad más verde.

  

El secretario de Estado ha repasado la gestión medioambiental del Gobierno en la que ha destacado, entre otras cuestiones, que se han sacado adelante cuatro normas con rango de Ley este año, dos años de impulso al medio ambiente, el Plan PIMA-SOL para la reducción de emisiones de CO2 en hoteles; el Plan Nacional de Calidad del Aire "con medidas realistas", y ha subrayado el anteproyecto de Ley de Evaluación Ambiental, que supondrá un "gran impulso", así como el anteproyecto de la Ley de Parques Nacionales.

  

Además, ha defendido que España ha cumplido el Protocolo de Kioto, a través de la compra de derechos de emisión porque "no había tiempo" de hacerlo de otra manera y ha explicado los proyectos para dar el prometido "giro copernicano" a la lucha contra el cambio climático, a través de dar prioridad a los proyectos de reducción de emisiones en el ámbito nacional. A su juicio, es preciso conciliar la máxima protección del medio ambiente con el desarrollo de una economía verde y de generación de empleo.

  

Ramos ha repasado el estado de los planes hidrográficos de cuenca, de los que ya están aprobados diez de un total de 25 y ha criticado que le parezca "francamente sorprendente" que el senador del PSOE Miguel Fidalgo haya dicho que los planes ya estaban hechos cuando "ni siquiera los habían sacado a información pública".

  

En su comparecencia ha aprovechado para felicitar a las confederaciones hidrográficas por la gestión realizada en este, que ha sido el año más lluvioso en 10 años, porque han evitado que los daños producidos por las intensas precipitaciones hayan sido mayores.

  

Asimismo, ha añadido que para racionalizar los presupuestos, se han reducido de cuatro a dos las Sociedades Estatales de Agua y ha destacado las obras de los embalses Almudévar-Biscarrues, el recrecimiento de la presa de Yesa y la presa de Enciso (La Rioja) y Castrovido (Burgos).

  

En materia de residuos, Ramos ha afirmado que no se va a hacer "un regalo a nadie que tenga una determinada tecnología", sino que el Gobierno aspira a no benificiar a nadie, ni decir "quién sale ganando", sino alcanar los objetivos de residuos europeos.

  

Además, ha asegurado que al Ministerio le "interesa conocer el fracking" que estará sometido a Evaluación Ambiental y ha dicho que se va a discutir con el Ministerio de Industria. "Nos lo estamos tomando muy en serio", ha subrayado.

  

Por otro lado, respecto al backloading --retirar derechos de emisión de CO2 de los mercados para que aumente su precio-- ha explicado que la postura de España es la de la abstención "igual que Alemania" porque está en la posición de estudiar y equilibrar este mecanismo.

  

El secretario de Estado ha reiterado que el medio ambiente "no es incompatible" con progreso sino que debe de ser un aliado porque el cuidado del entorno puede ser un entorno de oportunidades mediante políticas que integren e incentiven el medio ambiente. Por ello, ha insistido en que su voluntad es hacer una política medioambiental que no sea ajena a la realidad, con normas "ambiciosas pero realistas" y que busque las oportunidades que el medio ambiente pueda ofrecer.

  

En este ámbito, el senador de CiU Pere Maluquer ha criticado que el Gobierno, a través de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) esté invadiendo competencias autonómicas de Cataluña en materia meteorológica porque se están duplicando estaciones automáticas. "No es de recibo", ha dicho.

  

A este respecto, Ramos ha asegurado que las competencias meteorológicas son estatales aunque el estatuto autonómico reconoce que la comunidad, durante la II República tuvo competencias en la materia. "Lo que deberíamos hacer es aunar esfuerzos y no peleares", ha valorado.  

  

Mientras, en su turno, el senador del PSOE Miguel Fidalgo ha criticado que la agenda de medio ambiente del Gobierno está "escondida" y ha lamentado que, a veces, el Ministerio de Medio Ambiente tiene "sus peores adversarios" en el Ministerio de Agricultura, de Hacienda o de Industria y que, por ello, el Gobierno se ha dedicado a eliminar las precauciones y salvaguardias ambientales.

 

Ley de Costas, al Tribunal Constitucional

   

Fidalgo ha criticado la política medioambiental del Gobierno en materia de residuos, de costas, de biodiversidad y ha dicho que su gestión no ha sido efectiva ya que se ha gestionado el 50 por ciento del presupuesto en algunas materias.

  

Asimismo, en materia de incendios ha lamentado que, después del "catastrófico año 2012" el único plan del Gobierno es esperar a que llueva o que en materia de biodiversidad no se han "atrevido a prohibir los neonicotinoides" sino que ha sido la Unión Europea la que lo ha prohibido.

  

Respecto a la Ley de Costas, Fidalgo ha anunciado que el PSOE va a recurrir la aprobación de la Ley de Uso Sostenible del Litoral y Modificación de la Ley de Costas ante el Tribunal Constitucional y espera que la Unión Europea ponga en orden esta medida que representa "un retroceso". "España pierde protección, derechos sobre el dominio público, en contra de los criterios científicos y sembrando un nuevo pelotazo que puede ser irreversible", ha sentenciado.

  

Finalmente, el secretario de Estado ha defendido la modificación realizada a la ley de 1988 y ha indicado al PSOE que "le va a ser difícil recurrir ante el Tribunal Constitucional" porque no es intención del Gobierno ni hormigonar la costa ni dar concesiones a perpertuidad. A este respecto, ha anunciado que el reglamento de desarrollo de la Ley "estará a final de año".