Los primates usan herramientas por oportunidad ecológica, no por necesidad

Primate

La oportunidad ecológica y no la necesidad es el detonante principal para que los primates no humanos, como los chimpancés, usen herrramientas, como una piedra para abrir nueces.

Un artículo de Kathelijne Koops, de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y otros expertos, publicado en 'Biology Letters', desafía la suposición de que la necesidad es la madre de la invención. Esta experta y sus colegas argumentan que la investigación sobre el uso de herramientas por los primates debería tener en cuenta las oportunidades del uso de herramientas proporcionadas por el medio ambiente local.

 

Koops y sus colegas revisaron estudios sobre el uso de herramientas entre los tres primates que emplean habituales utensilios: chimpancés, orangutanes y capuchinos barbudos. Los chimpancés utilizan una variedad de herramientas en distintos contextos, como piedras para romper nueces y palos para recoger ejércitos agresivos de hormigas.

 

Los orangutanes también usan herramientas de palo para cazar insectos, así como para extraer las semillas de las frutas. Por su parte, los monos capuchinos barbudos que viven en entornos como la sabana también utilizan una variedad de herramientas, incluyendo piedras para abrir nueces y palos para excavar en busca de tubérculos.

 

NO AUMENTA SU USO CUANDO HAYA POCA COMIDA

 

La revisión de la literatura publicada, incluyendo los propios estudios de los investigadores, reveló que, en contra de las expectativas, el uso de herramientas no aumentó en los momentos en los que la comida era escasa. En su lugar, el uso de herramientas parece estar determinado por la oportunidad ecológica, con alimentos ricos en calorías díficiles de alcanzar actuando como un incentivo para el uso ingenioso de los materiales.

 

"Por oportunidad ecológica, nos referimos a la probabilidad de encontrar materiales y recursos cuya explotación requiera el uso de herramientas. Hemos demostrado que estas oportunidades ecológicas influyen en la aparición del uso de herramientas. Los recursos que se extraen utilizando herramientas, como los frutos secos y la miel, se sitúan entre los más abundantes en los hábitats de los primates.Ppr lo tanto, la extracción es rentable y no sólo en tiempos de escasez de alimentos", argumenta Koops.

 

El uso de herramientas, tanto la transmisión de la fabricación de herramientas y la habilidad para usarlas entre individuos, es visto como un marcador importante en el desarrollo de la cultura. "Teniendo en cuenta nuestros vínculos genéticos con nuestros primos primates, su uso de la herramienta puede proporcionar información valiosa sobre cómo los seres humanos desarrollaron su extraordinaria cultura material y tecnológica", sugiere Koops.

 

Se ha argumentado que la cultura está presente entre los primates salvajes porque simples diferencias ecológicas y genéticas por sí solas no puede dar cuenta de la variación de la conducta, como el uso de herramientas, observada a través de las poblaciones de la misma especie. Koops y los coinvestigadores sostienen que este "método de exclusión" puede presentar una imagen engañosa cuando se aplica a los aspectos materiales de la cultura.

 

"El entorno local puede ejercer una poderosa influencia en la cultura y puede, de hecho, ser crítico para entender la ocurrencia y distribución de la cultura material. En los bosques con un montón de árboles de nueces, es más habitual encontrar chimpancés que parten nueces, que es el típico ejemplo de libro de texto sobre la cultura material de los chimpancés", señala Koops.

 

"Nuestro estudio sugiere que la investigación publicada sobre las culturas de los primates, que dependen del "método de exclusión", puede subestimar los repertorios culturales de primates en estado salvaje, tal vez por un amplio margen. Proponemos un modelo en el que se reconozca explícitamente el medio ambiente como una posible influencia en la cultura material", concluye.