Los presos de ETA "repudian" el arrepentimiento

Reclaman la amnistía y la autodeterminación como salida al conflicto

El colectivo de presos de ETA (EPPK) ha defendido la "amnistía y la autodeterminación" como salida al conflicto "político" y, tras pedir que se dejen de utilizar "los beneficios penitenciarios para negar" derechos, "repudia" el arrepentimiento porque es "una vía diseñada para la destrucción de la persona y del militante". Asimismo, ha aludido a las víctimas al afirmar que son "conscientes del dolor generado", pero ha criticado que se ponga "al servicio de objetivos políticos".

Estas reflexiones son parte de las conclusiones del debate interno del colectivo de presos de ETA que han dado a conocer este sábado en la sala Elai Alai de Gernika (Vizcaya) en un acto, en el que, a través de un vídeo, en el que, mientras se mostraban diversas imágenes, se daba lectura a una declaración íntegramente en euskera de ocho puntos.

Presidido por una mesa con los retratos de los seis miembros de EPPK que han sido designados como interlocutores y representantes del Colectivo, en la cita han estado presentes expresos y familiares de estos, así como los representantes de la izquierda abertzale Maribi Ugarteburu y Rufi Etxeberraria, junto a la dirigente de LAB, Ainhoa Etxaide.

Además, ha tenido una breve intervención el expreso del IRA Raymond Mc Cartney, que, tras calificar la jornada de histórica, ha reconocido que pese a que habrá obstáculos "encontrareis el camino" y ha defendido que "no habrá proceso sin que los presos salgan a la calle".

AMNISTÍA

En el texto, EPPK se sitúa como "el reflejo del conflicto político" y defiende que toda salida "debe ir ligada a la resolución integral del mismo: amnistía y autodeterminación". En este sentido, aboga por poner las "raíces del conflicto en vías de solución" y "liberar a todas las personas encarceladas". "Debe desaparecer todo impedimento para nuestra excarcelación", ha indicado.

Tras recordar la celebración este año del 75 aniversario del bombardeo de Gernika, los presos han acusado a España y Francia de "seguir manteniendo la opresión", y han abogado porque "la resolución democrática del conflicto posibilite todos los proyectos políticos, incluida la independencia".

Ene este sentido han valorado lo que han denominado "readecuación política" de la izquierda abertzale y han apostado por "la acumulación de fuerzas políticas, institucionales y sociales". Por ello, han mostrado su adhesión "plena" a "la estrategia política de la izquierda abertzale.

ETA COMO INTERLOCUTOR

El EPPK ha calificado de "histórica" la decisión de ETA de "cesar su acción armada" y ha encuadrado su "lucha" en la "opresión del pueblo" que "deja desnudo el carácter antidemocrático de los Estados". "Trasladamos a ETA todo el respeto y apoyo a la decisión que adoptó de dar por finalizada la fase de actividad armada como instrumento de lucha", han defendido.

En esta línea, y "de acuerdo con el planteamiento de la declaración de Anoeta", el colectivo de presos ha reconocido a ETA para que "eventualmente" negocie con el Gobierno los pasos y acuerdos para su excarcelamiento y han situado en el Acuerdo de Gernika y la Declaración de Aiete "la hoja de ruta para estructurar la resolución del conflicto y negociación".

Tras acusar a los Estados español y francés de "basar su juego en el bloqueo" han apostado por "pasar a la ofensiva política y reactivar todo el capital acumulado" ya que consideran que "es hora de luchar".

POLÍTICA PENITENCIARIA

Asimismo, han subrayado que la política penitenciaria "responde a una estrategia bélica" y han defendido que el EPPK la ha hecho frente condenándola "al fracaso". "El arrepentimiento-delación no es más que una vía diseñada para la destrucción de la persona y del militante y por eso la criticamos y repudiamos. Las presiones, los chantajes y los intentos de doblegamiento deben cesar ya, igual que utilizar los beneficios penitenciarios para negar derechos", han manifestado.

Además, se han autocalificado como "el reflejo del conflicto político" y por ello creen que "toda salida debe ir ligada a la resolución integral del mismo: a la amnistía-autodeterminación".

"Poniendo las raíces del conflicto en vías de solución, liberando a todos los encarcelados y haciendo que no haya nunca ni uno más. A fin de participar junto a nuestro pueblo en el proceso político debe desaparecer todo impedimento para nuestra excarcelación", han expresado, para añadir que "el colectivo muestra su plena disposición para dar nuevos pasos en el futuro, si se dan las condiciones para ello".

En esta línea, han remarcado que "presos y refugiados" son "parte y consecuencia" del conflicto, y han reconocido que no niegan "que éste ha generado perjudicados y víctimas".

"Somos plenamente conscientes del múltiple dolor generado. De hecho lo venimos sufriendo directamente o en nuestro entorno desde hace generaciones. Ahora bien, igual que comprendemos dicho dolor, tampoco somos ciegos como para no ver que algunos lo ponen al servicio de objetivos políticos", han añadido.

En su opinión, contraponiendo víctimas y presos en lugar de ofrecer una salida "algunos utilizan el tema de las víctimas para eternizar el conflicto". "Que cada una de las partes entienda las raíces de este conflicto que tanto daño ha causado, es una tarea ineludible. Será un ejercicio profundo y doloroso, a efectuar en libertad si deseamos sea verdadero", han añadido.

Por último, han hecho un llamamiento a los Estados español y francés para que responda "valientemente" y aprovechen "esta oportunidad". "Los pueblos español, francés y vasco ganarían en ello", han considerado. Asimismo, han animado a la "comunidad internacional para que redoble la implicación que ha mostrado últimamente".

Además, han mostrado su "plena disposición" para discutir en torno a la situación de los presos y de sus reivindicaciones. "Por eso hemos designado recientemente a nuestra interlocución", han concluido en referencia a los nuevos representantes Anabel Egues, Xabier Alegria, Jon Olara, Lorentxa Gimon, Mikel Albisu y Marixol Iparagirre.