Los presidentes de Renfe y Adif comparecen en el Congreso por el accidente de Santiago

La ministra de Fomento, Ana Pastor, comparecerá el viernes 8

Informarán de las posibles causas del accidente y de las actuaciones y gestiones realizadas.

Los presidentes de Renfe y Adif, Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre, respectivamente, comparecen en el Congreso para informar de las "posibles causas" del accidente ferroviario registrado el pasado 24 de julio en Santiago de Compostela y las actuaciones que estas empresas llevaron a cabo en relación con el mismo.

 

De su lado, la ministra de Fomento, Ana Pastor, acudirá a la Comisión de Fomento de la Cámara Baja un día después, el viernes, 9 de agosto.

 

Según el orden del día de la Comisión, los máximos responsables de Adif y Renfe informarán de las posibles causas del accidente y de las actuaciones y gestiones realizadas por el Ministerio y las empresas relacionadas con este siniestro.

 

Fomento ya apuntó la pasada semana que los presidentes de Renfe y Adif abundarán en las primeras medidas tomadas tras el siniestro en el que fallecieron 79 viajeros y más de un centenar resultaron heridos.

 

Así, el Ministerio informó el pasado viernes de que Adif había limitado la velocidad, con carácter temporal, a 30 kilómetros por hora en el tramo del siniestro, colocando un cartelón de limitación de velocidad y una baliza, que además está "protegida" por otra anterior que limita la velocidad a 60 kilómetros por hora. Adicionalmente, cinco kilómetros antes se había instalado una baliza ASFA y otro cartelón para reducir la velocidad a 160 kilómetros hora.

 

En paralelo, Fomento detalló que Renfe había emprendido una revisión de sus protocolos de comunicación entre la cabina de conducción (los maquinistas) y los centros de gestión, el de personal que viaja a bordo de los trenes y el resto de comunicaciones de servicios, según detalló Fomento.

 

SE INSTALARÁN BALIZAS QUE CONTROLEN LA VELOCIDAD 

 

De su lado, la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) recomendó también la pasada semana a Fomento "gestionar la implantación progresiva de balizas ASFA que controlen la velocidad de los trenes de forma que se asegure su inmediato frenado en caso de rebasar la velocidad máxima".

 

Así consta en el avance de recomendaciones que esta comisión, encargada de investigar el accidente del tren Alvia registrado en Santiago de Compostela, ha remitido a la Dirección General de Ferrocarriles.

 

Estas recomendaciones se incluirán en el informe del accidente que la Comisión elaborará cuando concluya su investigación sobre el siniestro, una de las dos que se realizan junto con la judicial.