Los precios industriales en Castilla y León se mantienen estables en julio

Han crecido un 0,1 por ciento en tasa interanual.

Los precios industriales se mantuvieron invariables en julio en Castilla y León respecto al mes anterior (una décima menos que en España) y crecieron un 0,1 por ciento en tasa interanual, cinco décimas más en este caso que en el resto del país (-0,4 por ciento), según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

El mayor incremento de los precios en julio en Castilla y León con respecto al mes anterior se registró en la partida de energía, con un 0,7 por ciento más (0,1 por ciento en España), seguido de los bienes de consumo duraderos con un 0,1 por ciento más (0,0 por ciento en España) y de los bienes de equipo, con un 0,1 por ciento más.

 

Por el contrario, el IPRI cayó en las partidas de bienes intermedios (-0,2 por ciento, igual que la media nacional) y se mantuvo invariable en los bienes de consumo y los bienes de consumo no duraderos (0,0, por ciento).

 

En comparación con el mismo mes del año anterior han subido los precios de las partidas de bienes de consumo duradero (2,1 por ciento), energía (1,6 por ciento), bienes de consumo y bienes de consumo no duradero (1,1 por ciento en ambos casos) y han caído los precios de los bienes intermedios (-0,9 por ciento) y los bienes de equipo (-0,4 por ciento).

 

Datos nacionales

Los precios industriales subieron un 0,1 por ciento en julio respecto al mes anterior, pero descendieron un 0,4 por ciento en tasa interanual, nueve décimas por debajo del registro de junio (+0,5 por ciento).

 

Con este recorte interanual en el séptimo mes del año, los precios industriales vuelven a terreno negativo después de que en junio experimentaran su primera tasa positiva en seis meses.

 

El descenso interanual que experimentaron los precios industriales en julio se debió principalmente a la energía, que situó su tasa anual en el 0,0 por ciento, tres puntos y medio por debajo de la tasa de junio.

 

Este comportamiento del sector energético es consecuencia de la bajada que experimentaron los precios del refino del petróleo y la producción, transporte y distribución de energía eléctrica, en contraste con el aumento de julio de 2013.

 

Por el contrario, en julio se incrementó la tasa interanual de los bienes intermedios, hasta el -1,1 por ciento, tres décimas por encima de la de junio, por la evolución de los precios de la producción de metales preciosos. También aumentó, en este caso dos décimas, la tasa interanual de los bienes de consumo no duradero, hasta el -0,6 por ciento, por la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales.