Los precios del cereal un 20 por ciento más bajos que en 2015

La situación de los precios del cereal no está atravesando su mejor momento. A pesar de registrarse subidas en la mayor parte de los precios en las últimas semanas, según los datos ofrecidos por la Lonja de Salamanca, los agricultores dedicados a la siembra de cereal no están recibiendo un precio justo por su cosecha.

 

Los principales cereales, como el trigo, la cebada, la avena, el centeno y el maíz, cuentan con importantes cosechas en Castilla y León, y también en nuestra provincia, por lo que la situación de sus productores no es la más favorable, teniendo en cuenta los precios que recibían el año pasado por esos mismos productos.

 

Las últimas cotizaciones de precios, de finales de noviembre y comienzos diciembre, muestran una tendencia a la baja de todos los cereales de entre el 15,67 y el 22,95%, respecto a los datos recogidos en las mismas fechas de 2015. Los productos cuya cotización más se ha reducido han sido la avena y el centeno, con bajadas del 22,95 y 21,3% respectivamente; así de los 183€ por tonelada de avena que un agricultor recibía en noviembre de 2015, este año recibe 42 euros menos (en concreto 141€).

 

En el caso del trigo blando la reducción ha sido del 15,67%, pasando de 185€ por tonelada a los 156. La cebada cotiza este año a 147€, frente a los 180 del año pasado, y el centeno a 133, precio que supone 36€ menos que en noviembre de 2015.

 

Porcentualmente, la reducción de precios menos significativa ha sido la del maíz. A pesar de que su precio este año también es menor al del año pasado, esta disminución ha sido del 4%, pasando de 179€ por tonelada, a 172.

 

A pesar de estos datos negativos, la tendencia en las últimas semanas es a la subida de todos los precios del cereal, de forma que entre octubre y noviembre de este año la cotización de los precios de todos los cereales han aumentado entre 4 y 8€.