Los pistachos, un arma inesperada para reducir el riesgo de padecer el cáncer

Pistachos

Los pistachos podrían reducir el riesgo de padecer cáncer, según ha mostrado un estudio reciente publicado en la revista 'Journal of the National Cancer Institut'. La investigación destaca que los frutos secos son una fuente rica en diferentes compuestos que contribuyen a sus efectos anticancerígenos.

De hecho, los expertos encontraron evidencias que sugieren que el consumo de frutos secos puede tener un efecto protector frente al desarrollo de diferentes tipos de cáncer como el de colon, páncreas, el de ovarios en el caso de las mujeres, y de próstata en los hombres.

 

Además, identificaron de forma significativa una asociación inversa entre el consumo de frutos secos y la muerte por esta enfermedad. Por ello, los expertos han sugerido que se debe considerar el consumo de frutos secos, como los pistachos, como una herramienta para la reducción del riesgo de padecer cáncer.

 

Y es que, frutos secos contienen una gran variedad de componentes que pueden contribuir a sus propiedades anticancerígenas. Entre estos nutrientes se incluyen los antioxidantes y sustancias con propiedades antiinflamatorias, así como los micronutrientes y la fibra dietética, todos ellos presentes en los frutos secos.

 

"En la actualidad se sabe que el estilo de vida tiene un gran impacto en el desarrollo de numerosas patologías. Hay diferentes estudios que sugieren que la dieta mediterránea rica en vegetales, frutas, frutos secos (entre los que se encuentran los pistachos), pescado y aceite de oliva, puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cánceres", ha zanjado la jefa del servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes, Nieves Palacios.