Los parlamentarios populares abulenses apuntan a 2013 como "el punto de inflexión hacia la recuperación"

El presidente del partido Popular de Ávila y senador, Antolín Sanz, ha valorado este lunes las reformas emprendidas por el Gobierno de España en los dos últimos años asegurando que han conseguido situar al año 2013 como el punto de inflexión entre la recesión y la recuperación del país y la provincia

Antolín Sanz no ha abandonado este lunes la perspectiva nacional como única posible para sacar al país de la crisis y ha señalado que las reformas llevadas a cabo por el Gobierno del Partido Popular en los dos últimos años "han permitido superar los desequilibrios de la economía española y la recesión más larga de la democracia" para hacer del año 2013 "un punto de inflexión de la recesión a la recuperación".

 

Sin abandonar tampoco la idea de que "aun queda mucho por hacer", Sanz ha explicado que las reformas aplicadas, "las únicas posibles", han permitido cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria, recuperación de la confianza, acceso a los mercados internacionales y recuperación de prestigio en Europa, lo que ha valorado desde el punto de vista de que "si no se corregían los desequilibrios económicos no había nada que hacer".

 

El presidente de los populares de Ávila ha recordado que la situación económica anterior "era tal que nos ha obligado a incumplir el programa electoral" y no ha tenido reparos en afirmar que "si hay que pedir perdón a los abulenses, porque sabemos que todas esas medidas han hecho pupa, se pide", pero ha señalado que las reformas "han sentado las bases de la recuperación" recordanto que también "han alejado los fantasmas del rescate que se pedía hace un año".

 

En el ámbito más cercano, Antolín Sanz ha recordado la repercusión de las políticas del gobierno en la ordenación del expediente definitivo para la continuidad de las obras del Museo del Prado, "un proyecto que no se pone en cuestión", o la reordenación de las frecuencias y horarios de trenes, insistiendo en que, si bien se está trabajando en mejorar la línea convencional, tampoco se abandona la incorporación a la Alta Velocidad.

 

De igual manera, ha recordado la disminución interanual en el número de parados como "un dato significativo que da esperanzas" y ha augurado que el desempleo seguirá disminuyendo en la provincia.

 

El diputado nacional del Partido Popular Sebastián González, que ha acompañado a su presidente, ha reconocido y agradecido "el gran esfuerzo que están haciendo los ciudadanos en esta difícil situación". A ellos le ha asegurado que "lo difícil ya ha pasado" y que su esfuerzo "ya ha comenzado a dar sus frutos y va a dar más".

 

González ha explicado que las medidas adoptadas, "justas y solidarias", han ido dirigidas a conseguir las condiciones óptimas para la creación de empleo, "que hoy por hoy es lo más importante". En este sentido, ha asegurado que "todo el esfuerzo ha merecido a pena" y que "ha llegado el momento de la recompensa" en forma de una recuperación económica que traerá aparejada, entre otros, una reducción fiscal.

 

PSOE

Los parlamentarios abulenses del Partido Popular han tenido también duras palabras para la oposición realizada por el Partido Socialista durante los dos primeros años de legislatura. Sebastián González ha calificado el trabajo socialista de "oposición radical constante" y les ha pedido "que dejen de oponerse sistemáticamente a todo" y que colaboren "porque ellos son los responsables de esta situación".

 

En este sentido, Antolín Sanz ha señalado que "aquellos que hoy predican lo que en su momento no supieron hacer no tienen autoridad para hablar de ello". Así, ante las recientes declaraciones del responsable socialista en Ávila, Tomás Blanco, sobre el recorte de las becas para estudiantes, el presidente del PP de Ávila le ha recomendado "que bucee en los presupuestos y verá que ningún joven abulense con proiblemas económicos y que quiera estudiar se va a quedar sin su beca".

 

Sanz, sobre esto, ha indicado que las becas han crecido en un 21% y se destinarán 250 millones de euros más.