Los padres de Comunidad se muestran "satisfechos" con el servicio de comedor escolar

Comedor escolar

Casi el 80 por ciento de los padres de la Comunidad se han mostrado "satisfechos" con el servicio de comedor escolar según los resultados de las encuestas realizadas dentro del Plan Global de Mejora de Comedores Escolares.

La Administración educativa autonómica ha realizado la primera de ellas, correspondiente al primer trimestre del presente curso escolar tras una prueba piloto en junio de 2015, y los resultados han sido "altamente positivos", según ha informado la Junta.

A partir de ahora, los padres y madres podrán realizar estas encuestas anónimas de forma trimestral para hacer un seguimiento de la consideración del servicio de comedor escolar por parte de los progenitores a lo largo del curso. La encuesta del segundo trimestre se podrá realizar del 1 al 10 de abril.

Desde el año 2008 la Consejería de Educación presta el servicio público de comedores escolares a una media de 30.800 comensales diarios.

En total, del 10 al 20 de diciembre 2.443 cuestionarios fueron rellenados, de los que 2.350 lo hicieron a través de la aplicación ubicada en el Portal de Educación de comedores escolares para usuarios registrados y 93 a través del servicio de atención al ciudadano 012, correspondientes a 3.300 usuarios de comedor, aproximadamente un 11,33 por ciento de los asistentes diarios a este servicio, pues se realiza una por familia.

Los resultados han sido "muy positivos", pues han alcanzado una valoración de notable, con una nota media de 7,6, por lo que han superado el 7 de la anterior encuesta. De hecho, casi un 80 por ciento de las familias están "satisfechas o muy satisfechas" con el servicio.

Respecto al tamaño percibido de las raciones, casi un 70 por ciento de los padres consideran que es adecuado. La puntuación media es de 8,2, si bien es un aspecto al que se presta "especial importancia" en la gestión diaria pues es una queja de los padres.

En concreto, un 6 por ciento considera los tamaños de las raciones muy escasos y un 25 por ciento escasos. Además, a más del 40 por ciento de los niños le gustan todos o la mayoría de los platos; así, el grueso de los encuestados, casi el 45 por ciento, contesta "algunos platos me gustan y otros no", que es la respuesta esperable de la población escolar ante esta pregunta.

En relación a la atención de los niños en referencia a hábitos saludables como ayuda para comer, motivación y educación en hábitos saludables, un 83 por ciento de las familias la considera muy buena o adecuada, similar al 84 por ciento de las familias que considera muy buena o adecuada la atención en relación al cuidado de los niños y orden en el comedor.

Finalmente, un 81 por ciento de los progenitores consideran que los menús servidos en el comedor son saludables y equilibrados, frente a un 4 por ciento que consideran que nunca o casi nunca lo son.

CÁTERIN PEOR VALORADO

En líneas generales, los comensales cuyo servicio es in situ arrojan mejor valoración de su servicio que los comensales de cáterin, con un 7,7 frente a un 7,5. Por lo que se evidencia que la pervivencia de los dos sistemas "no manifiesta diferencias representativas".

En este sentido, las provincias de Burgos y Zamora son "las que mejor valoran el servicio", pues rozan el 8 de nota media. Frente a ello, Valladolid y León son las de valoración más baja, puesto que se quedan con un 7,4.

Si se analizan los resultados de las provincias cuyo servicio se presta por dos concesionarias, vemos que en León la empresa Decelis obtiene una puntuación superior a la de Serunion, un 7,7 frente a un 7. En el caso de Segovia, las diferencias son mínimas, con las dos empresas, Aramark y Serunion puntuaciones similares, 7,6 frente a 7,7.

La empresa mejor valorada es Igmo, concesionaria en los lotes de Burgos y Soria, con un 7,9 de puntuación; seguida de Clece en Salamanca con 7,7; Decelis en León con 7,6; Serunion en León, Palencia, Segovia y Zamora con 7,5, y, por último, Aramark en Ávila, Valladolid y Segovia con 7,4, si bien esta última ha tenido casi la mitad de las valoraciones, por lo que el resultado puede resultar "algo sesgado en su contra".