Los orígenes medievales de la UPSA serán objeto de debate

Presentación del congreso en la UPSA (Foto:F.Rivas)

En un congreso en la Pontificia que tendrá lugar del 3 al 5 de diciembre

El Aula de Grados de la Universidad Pontifica de Salamanca (UPSA) acogerá del 3 al 5 de diciembre a historiadores, teólogos y otros académicos que pondrán de relieve los orígenes medievales de la institución académica y los momentos históricos que los rodearon.

 

Bajo el título ‘La Universidad Pontificia de Salamanca en la Edad Media’, la organización ha programado mesas redondas y conferencias que girarán sobre cuatro núcleos temáticos: ‘Gobierno y poderes’, ‘Aspectos socioeconómicos’, ¿cultura, figuras destaacdas y corrientes ideológicas’ y ‘Expresividad y plástica’.

 

Así lo han detallado durante la presentación del encuentro el vicerrector de Investigación, Innovación y Nuevas Tecnologías de la UPSA, Antonio Sánchez Cabaco, y el director del Instituto de Historia y Ciencias Eclesiásticas (IHCE) ‘Fray Luis de León’, Miguel Anxo Pena. 

 

Entre los ponentes que se anuncian en el cartel del congreso se encuentran el prefecto del Archivo Secreto Vaticano, Sergio Pagano, que dará la conferencia de clausura titulada ‘Los registros vaticanos, fuente primaria para la historia europea y las bulas salmantinas de Alejandro IV de 1255’; y el experto Alberto Melloni, de la Fundación para las Ciencias Religiosas Juan XXIII (Bolonia), que abrirá el encuentro con la conferencia titulada ‘El concilio y la Iglesia’.

 

Además, está prevista la presencia de académicos de la Facultad de Teología de Vitoria, de la Universidad de Salamanca, de la Universidad Pontificia de Salamanca, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, de la Universidad del País Vasco, de la Universidad Pontificia de Comillas y de la Universidad de Valladolid, entre otros.

 

Los interesados en inscribirse lo pueden hacer a través del Instituto de Historia y Ciencias Eclesiásticas y el Servicio de Información al Estudiantes de la UPSA. En cuanto al precio, la matrícula se ha fijado en 60 euros, que se reduce a la mitad para estudiantes.