Los orientadores laborales de la Junta afectados por el ERE encuentran el apoyo del PSOE

Foto: T.G.

Los afectados y los socialistas creen que la intención del gobierno regional es privatizar este servicio público

El Partido Socialista de Castilla y León, así como el PSOE de Salamanca y el Grupo Parlamentario Socialista en Cortes, ha mostrado su apoyo a los 114 orientadores laborales de la Comunidad afectados por el ERE en la Junta de Castilla y León. El Expediente de Regulación de Empleo, de carácter extintivo, afecta a todos los trabajadores que se dedican a ofrecer orientación laboral en las Oficinas de Empleo de Castilla y León. En Salamanca hay catorce, ocho de ellos en la capital y el resto en diferentes Oficinas de la provincia.

 

El portavoz de la Plataforma de Orientadores Laborales de la Junta de Castilla y León, Antonio Cruz, ha expuesto las razones que desde el gobierno regional han ofrecido a los trabajadores para justificar sus despidos. “La Junta dice que hay un conflicto económico”, ha explicado, aunque desde la Plataforma no lo creen así. “La Junta va a dejar de pagar a sus orientadores para empezar a pagar a agencias privadas de colocación”, ha asegurado el portavoz de la Plataforma.

 

Se trataría, entonces, de sustituir los actuales trabajadores públicos por empresas privadas, que servirían como recambio a los orientadores de la Junta. El principal problema que, tanto desde la Plataforma como desde el Partido Socialista, encuentran a esta solución, es que los sectores de la población más desfavorecidos apenas van a tener posibilidades de encontrar empleo. “Las agencias privadas de colocación funcionan a base de bonus por objetivos”, ha explicado Antonio Cruz, de forma que “esas entidades tratarán de ofrecer orientación a los colectivos más fáciles de colocar”.

 

Muchas oficinas se quedarían, además, con personal insuficiente para atender las demandas de los ciudadanos mientras se llega a un acuerdo con las agencias privadas, ya que el despido de los orientadores de la Junta es inmediato.

 

Un ahorro que no es tal

Desde la Plataforma de orientadores también han alertado sobre el ahorro nulo que tendría la puesta en marcha de esta medida por parte del gobierno regional. Según han explicado algunos representantes de los trabajadores del ECyL, la indemnización a los orientadores, unida al plan de recolocación previsto, supondría un desembolso de dos millones de euros para la Junta, a lo que habría que sumar el coste de la contratación de las agencias privadas.

 

Los integrantes de la Plataforma creen que no existe el conflicto económico del que habla la Junta, sino que el gobierno regional “está tratando de desmantelar el servicio público de empleo”.

 

Apoyo socialista

Tanto la procuradora del PSOE por Salamanca, Charo Gómez, como los secretarios de Economía y de Empleo en la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE de Salamanca, Toribio Plaza t Beatriz Alindado, unidos al portavoz de la dirección socialista en Salamanca, José Luis Mateos, han mostrado su apoyo al colectivo de orientadores laborales de la Junta. “El trabajo de los orientadores laborales es más necesario que nunca, y la Junta pretende despedirlos impunemente”, ha asegurado Charo Gómez.

 

Desde la Plataforma han propuesto algunas opciones presupuestarias para encontrar una solución, como la que ya se ha conseguido en la Comunidad Valenciana o Extremadura, dos comunidades también gobernadas por el Partido Popular. Del mismo modo, el Partido Socialista ha presentado varias enmiendas presupuestarias, tanto en 2012 como en 2013 –esta última de 5 millones de euros- pero han sido rechazadas por el PP.