Los obispos españoles rinden homenaje a Santa Teresa de Jesús en la ciudad que la vio nacer

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Ávila ha sido este viernes centro de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. Casi 80 obispos han acudido en peregrinación a la ciudad natal de Santa Teresa para rendirle homenaje en su V Centenario. Tras rezar en La Encarnación han concelebrado una Eucaristía en La Santa y han clausurado la Asamblea en el Seminario.

Cerca de 80 obispos españoles han peregrinado este viernes hasta la ciudad de Ávila para homenajear a Santa Teresa de Jesús en su V Centenario con la celebración, en la ciudad que la vio nacer, de la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española.

 

Tras el rezo de una hora litúrgica junto a la comunidad del Monasterio de La Encarnación, los obispos se han trasladado a la iglesia de La Santa, donde han concelebrado una Eucaristía presidida por Ricardo Blázquez quien, en su homilía, ha asociado el malestar de la cultura actual al "desconocimiento de Dios" y ha precisado que ese es uno de los mensajes que transmitiría hoy Santa Teresa de Jesús.

 

En este sentido, ha apuntado que si no se toma la vida "en su peso y su desafío" y si no se tiene "una fuente interior que refresque y haga fecunda la vida", la persona no podrá "hallar la felicidad". Este ejemplo, según ha precisado, se encuentra en Santa Teresa que "experimentó el vacío de la pérdida del Señor".

 

Según ha explicado el arzobispo de Valladolid, Teresa advierte del "peligro de la mediocridad" con su experiencia personal en la que vivió "la insatisfacción profunda, la fatiga, el marasmo, el descontento por su vida indecisa entre la entrega de Dios y la atracción del mundo".

 

Por otro lado, ha destacado la importancia de la oración que "no es un ensimismamiento autocomplaciente" ni "una ocupación de aristócratas del espíritu" sino que "debe fructificar en buenas obras". Para Blázquez, "el test de la auténtica oración no es la alta elucubración del pensamiento ni la sensibilidad de los sentimientos, sino el amor humilde y servicial".

 

En esta línea, ha indicado que el amor es "el fundamento de la persona y de la comunidad" y que la unidad en la comunidad debe arraigar "en la humildad, venciendo la vanagloria" para ser "sólida". "El orgullo dispersa; la humildad unifica en fraternidad", ha matizado.

 

Finalmente, Blázquez ha citado al Papa Francisco que "ha convocado a la Iglesia a una etapa nueva de evangelización partiendo del encuentro con Jesucristo" y a evangelizar "con palabra, obras y vida en todas las periferias del mundo" y ha asegurado que "en esta onda" se pronunciaba Santa Teresa.

 

Tras la Eucaristía, a la que han asistido también el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, el presidente de la Diputación, Agustín González, la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Ortega, y otras autoridades civiles y militares, los obispos han clausurado la Asamblea Plenaria de la CEE en el Seminario Diocesano de Ávila.

 

Tras la comida de fraternidad, los obispos visitan el Monasterio de San José, primera de las fundaciones de Santa Teresa de Jesús.