Los niños de Primera Comunión acompañaron un año más al Corpus Christi

Ver album

La procesión salió desde la Catedral y realizó paradas en tres altares erigidos a lo largo del recorrido por tres cofradías penitenciales de la ciudad.

Miles de abulenses han acompañado este domingo a la Custodia de plata del orfebre Juan de Arfe que, junto a los niños que este año han recibido la Primera Comunión, cofradías y autoridades, han recorrido las calles de Ávila en la tradicional procesión del Corpus Christi.

 

Tras la misa en la Catedral presidida por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, a quien la Cofradía de la Santísima Trinidad y Nuestra Señora de las Vacas entragaba una placa por su colaboración en la Coronación Canónica de la Virgen de Las Vacas, la comitiva salía de la Muralla por la Puerta de las Carnicerías para bajar la calle San Segundo y entrar en la Plaza de Santa Teresa, donde esperaba el primero de los tres altares erigidos a lo largo del recorrido por tres cofradías penitenciales de la ciudad.

 

Este altar estaba engalanado por la Real e Ilustre Archicofradía de Nuestro Padre Nazareno Jesús de Medinaceli. El segundo altar se encontraba en la Plaza Teniente Arévalo, instalado por el Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz, y además de la decoración habitual en este tipo de altares tradicionales ocupaba un lugar preferente el paso de la Última Cena.

 

El último de estos altares lo preparó la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza y estaba ubicado en los alrededores de la iglesia de San Juan, sede canónica de la propia Hermandad. Tras cruzar el Mercado Chico la procesión terminó de nuevo en la catedral.