Los Mossos intervienen 43 abonos del Barça que se realquilaban desde un hotel

Los Mossos d'Esquadra han interceptado a tres hombres que presuntamente se dedicaban a realquilar carnés de socio del FC Barcelona desde un céntrico hotel de Barcelona, y que en el momento que fueron descubiertos llevaban 43 abonos.

La policía descubrió la existencia de esta red unos días antes de la celebración de los partidos del Barça contra el Manchester City y el Real Madrid, el 18 y 22 de marzo respectivamente, según ha informado este viernes en un comunicado.

En un control policial interceptó a los tres presuntos autores, que viajaban en un coche en el que tenían 43 abonos, 279 tarjetas de crédito, fotocopiadoras, ordenadores portátiles y maletas con diversa documentación, por lo que fueron trasladados a la comisaría para que aclararan los hechos.

La investigación ha determinado que los hombres se alojaban en un conocido hotel de Barcelona que habían convertido en un punto de entrega y recogida de carnés, que los socios dejaban dentro de un sobre en la recepción del para volver a buscarlos una vez pasado el partido.

Los tres hombres, españoles y vecinos de Madrid, explicaron a los Mossos que trabajaban para una agencia de viajes que gestionaba visitas a Barcelona para asistir a partidos del Barça, cuyas entradas dijeron que habían comprado en Internet.

Sin embargo, la policía ha determinado que revendían abonos de socios y también entradas que compraban legalmente con los carné que los socios les cedían a cambio de dinero.

Entre la documentación intervenida hay instrucciones en inglés para que los turistas supieran cómo utilizar los carnés en los accesos del Camp Nou, y que instaban a "devolverlos inmediatamente" tras el partido a los encargados, que se llamaban José y María.

INFORME PARA EL AYUNTAMIENTO

Durante los próximos días, los Mossos remitirán un informe al Ayuntamiento de Barcelona, el encargado de incoar posibles sanciones administrativas por la reventa a eventos deportivos.

Además, la policía se ha puesto en contacto con el FC Barcelona para conseguir información de los abonos de socios y las tarjetas de crédito intervenidas, que se usaron para comprar entradas.

Los Mossos y el club abrirán expedientes a los socios para presentarlos a la comisión de disciplina del Barça, tal y como se ha ido haciendo a lo largo de la temporada ante estos hechos.