Los mineros acamparán hoy frente a las oficinas de la empresa

Pendientes todavía de las conclusiones que se puedan obtener en la reunión prevista entre los sindicatos y el Ministerio de Industria para el próximo miércoles, los trabajadores del sector del carbón anuncian que continuarán con sus protestas.
Ical / LEÓN

De este modo, hoy realizarán una acampada frente a las oficinas de los empresarios mineros Lamelas-Viloria y Victorino Alonso en la localidad leonesa de Ponferrada. El objetivo es trasladar a estos empresarios el malestar de los trabajadores, que llevan ya dos meses sin cobrar sus nóminas. Ésta será, además, la segunda protesta que se llevará a cabo frente a estas oficinas, ya que el pasado jueves más de un millar de mineros se concentraron en este mismo escenario. En esa ocasión, los trabajadores buscaron dar visibilidad a la gravedad de su situación con pancartas, gritos y con unas huchas con las que pedían un céntimo a los ciudadanos para ‘ayudar’ a los empresarios a pagar los salarios de los trabajadores.

Además de la acampada, los trabajadores no descartan emprender más acciones de protesta para la jornada de hoy. Durante los últimos días, varios grupos de mineros han llevado a cabo numerosos cortes en las principales vías de acceso a la provincia de León, concentrándose principalmente en la zona de El Bierzo, en La Magdalena y en algunos casos, cerca de La Robla. Los cortes se han ido intensificando a medida que han pasado los días y el viernes llegaron incluso a impedir el paso del tráfico ferroviario en la localidad de Bembibre, afectando a un total de tres trenes con unos doscientos viajeros afectados. A todas estas acciones se suma la manifestación realizada en León el pasado martes por un millar de mineros frente a la Subdelegación del Gobierno y la Delegación de la Junta y la que se llevó a cabo el pasado sábado en la bocamina del pozo Casares, en Tremor de Arriba. En esa ocasión, participaron unas 600 personas que mostraron su apoyo a los trece mineros encerrados en la mina desde hace siete días.

Durante el último fin de semana, los mineros dieron tregua a las carreteras leonesas y no hubo ningún corte ni el sábado ni ayer domingo. Sin embargo, esto no ocurrió en el Principado de Asturias, donde según fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Castilla y León, los trabajadores cortaron la A-66 (Autovía de la Ruta de la Plata), que une el Principado con La Meseta, durante más de cuatro horas. Mientras, el pasado sábado, representantes de los mineros estuvieron presentes en el campo de fútbol de la Ponferradina, El Toralín, para reclamar una solución al conflicto.

Alrededor de 3.000 personas secundaron ayer una concentración de apoyo a los 52 mineros encerrados en el pozo las Cuevas de Velilla y exigieron al Gobierno, patronal y sindicatos garantías de futuro más allá de 2014 para el sector del carbonífero en la cuenca palentina, donde aún se mantienen unos 160 empleos por parte de la empresa Unión Minera del Norte (Uminsa).