Los lobos vuelven a atacar cerca de la capital

Una explotación ganadera ubicada en el paraje “Riomonte”, entre el polígono industrial de Vicolozano y la localidad de Bernuy Salinero sufrió el martes un nuevo ataque de lobos, el segundo en una semana. UCCL vuelve a advertir que en este tipo de explotaciones los ataques pueden producir que el ganado rompa las cercas, invada las carreteras y cause graves daños a las personas

El ataque de los lobos tuvo lugar el martes en una finca ubicada en el paraje “Riomonte”, entre el citado polígono industrial y la localidad de Bernuy Salinero, en el término municipal de Ávila. En concreto el lugar del siniestro se encuentra a solo 180 metros de Bernuy Salinero y a 850 metros del polígono industrial.

 

Como consecuencia del ataque mataron a un ternero de 20 días de vida, cruzado de Avileño y Charolais, con un valor de mercado de unos 500 euros. Es el segundo ataque que ha tenido lugar junto a la localidad de Bernuy, y también el segundo, en solo una semana, a la explotación ganadera. El ataque por lobos ha sido certificado por agentes medioambientales.

 

La finca donde se encontraba el ganado está limitada por la carretera de Ávila a El Espinar y por la carretera nacional N-110 y atravesada por la autovia AP-51.

 

Al igual que al ternero de la explotación que mataron los lobos hace una semana, los lobos lo han devorado vivo, sin matarle previamente, pues no había ninguna señal de mordedura en el cuello, según señalan desde este sindicato agrario.

 

Desde UCCL se continua advirtiendo a las autoridades de que los daños causados por el lobo pueden extenderse a las personas. Esto puede ocurrir cuando las fincas se ubican junto a importantes vías de circulación. Ante los ataques de los lobos, el ganado no repara en atravesar cualquier tipo de cerramiento.