Los lobos matan otro ternero y después le hacen frente al ganadero

 

La Alianza por la Unidad del Campo de Ávila, que forman las organizaciones agrarias UPA y COAG, denuncia un nuevo ataque de lobos en las últimas horas en la localidad de Navalmoral de la Sierra.

Se da la circunstancia de que un ganadero del municipio ha sido testigo del ataque y al acercarse para ahuyentar a los lobos, estos se han encarado a él ante su tremenda sorpresa y miedo por la escena que estaba contemplando.

Una vez que el propio ganadero ha hecho uso de la garrota que llevaba encima como medio de defensa, los animales salvajes finalmente ha huido del lugar en el que habían matado previamente a un ternero.

El pasado 17 de mayo el municipio de Navalmoral de la Sierra sufrió un nuevo incidente de este tipo en el que los lobos mataron una vaca de siete años de vida.

Ante la gravedad del hecho que denunciamos, UPA y COAG exigimos a la Junta de Castilla y León que se tomen medidas urgentes porque el peligro para los propios ganaderos está siendo evidente. Por este motivo, consideramos que desde la Administración regional debe estudiarse la posibilidad de que se apruebe una autorización especial de armas para que los ganaderos puedan defenderse de situaciones como la que ha ocurrido hace apenas unas horas en este municipio abulense.

La Alianza por la Unidad del Campo alerta sobre las situaciones extremas que cada vez se hacen más cotidianas con determinadas especies salvajes, y que se están dando con demasiada frecuencia. Recordemos que días atrás ocurrió un suceso parecido en la localidad de Mengamuñoz, donde el perro de un ganadero estuvo a punto de ser atacado por decenas de buitres cuando se disponía a ahuyentarlos de una ternera que previamente habían matado.

En este sentido, ambas organizaciones exigimos un “plan de contención” del lobo y del buitre en Castilla y León antes de que ocurra una desgracia personal y nos tengamos que lamentar todos por la pasividad del Gobierno regional en encarar un problema muy serio, especialmente en zonas de montaña.

Además UPA y COAG pedimos que la Junta de Castilla y León asuma el problema que están generando los animales salvajes arruinando día a día a los ganaderos de extensivo de nuestra provincia. Por ello, exigimos que asuma su responsabilidad directa, tal y como han dictado varias sentencias judiciales en la región tras las denuncias interpuestas en su día por algunos ganaderos cuya explotaciones sufrieron ataques de lobos.