Los lobos están incrementando sus ataques en la comarca de Sierra de Ávila

El último ataque de lobos a rebaños de ganado en la comarca de Sierra de Ávila ha tenido lugar el miércoles de la semana pasada. El citado ataque causó la muerte de una ternera de 17 días de vida y dejo mal herida a otra ternera de mes y medio de edad

Ambas reses eran propiedad de la ganadera Encarnación Sánchez Jiménez, que tiene su ganado en el término municipal de Gallegos de Altamiros. El ataque se produjo a solo 500 m del casco urbano, en el paraje denominado El Esperón. La muerte fue causada por las heridas en las nalgas. El mismo tipo de heridas se causaron en el animal que consiguió sobrevivir y que también era de mayor edad. Tanto los agentes medioambientales como el perito de Agroseguro certificaron que el ataque fue causado por una manada de lobos.

 

Hace aproximadamente seis meses que, después de muchos años con un número ínfimo de ataques en la zona, estos han vuelto a reanudarse. Así, en el mismo municipio en el que atacaron los lobos la semana pasada, atacaron hace seis meses causando la muerte de varias ovejas, y hace solo dos meses volvieron a matar otras cinco ovejas. En el vecino termino municipal de Sanchorreja, hace menos de un mes, también se produjo otro ataque a una explotación de ganado vacuno.

 

Desde UCCL denuncian "la pasividad de la Junta de Castilla y León en comenzar a indemnizar los daños causados por los lobos sin que los ganaderos afectados tengan que suscribir y sufragar seguro alguno. Hay que tener en cuenta que las subvenciones de la administración a la suscripción de cualquier tipo de seguros se ha reducido drásticamente desde hace un año".