Los lobos comienzan el año matando

Los cánidos matan un ternero de 6 días de vida ante la falta de una respuesta eficiente de la Administración regional, que en este nuevo año sigue sin demostrar el apoyo incondicional necesario para la supervivencia de estas ganaderías en extensivo

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha denunciado la muerte por el ataque de lobos de un ternero cruce de Avileña y Charolés de 6 días de edad en el término municipal de Vadillo de la Sierra en la provincia de Ávila. Según el propietario de la ganadería atacada descubrió el cadáver del animal el primer día del nuevo año por la mañana, al ir a atender al ganado.

 

Tras conocer ayer este nuevo ataque de lobos, que se produjo el día 1 de enero de este nuevo año, ASAJA-Ávila insiste en que es la Administración la que debe asumir, de una vez por todas, las indemnizaciones directas a los ganaderos. Y vuelve a calificar de “insostenible” la situación que viven los ganaderos de la provincia.

 

Para ASAJA-Ávila este ataque vuelve a poner de manifiesto que la existencia del lobo es incompatible con la actividad ganadera.

 

Las propuestas de ASAJA para poner fin a la acción mortífera de los cánidos, que son la “puntilla” al sector de la ganadería extensiva en la provincia, sumida en una grave crisis por el desmesurado incremento de los costes de producción y el bajo precio al que venden su producción, y las erróneas políticas de saneamiento ganadero, se centran en controlar la expansión de la especie y el pago como daño patrimonial en lugar de a través de un inaceptable seguro que debe abonar el propio ganadero.

 

ASAJA de Ávila demanda un “punto y aparte” en la gestión de la especie, que proteja al ganadero y no única y exclusivamente al lobo.