Los lobos atacan varias explotaciones ganaderas de la misma familia

La Alianza UPA-COAG de Ávila ha denunciado varios ataques de lobos en los últimos días a varias explotaciones ganaderas de una misma familia.

Estas organizaciones agrarias han señalado que varios titulares que pertenecen al mismo núcleo familiar han visto seriamente dañados sus intereses económicos y profesionales por la acción de los lobos en distintos territorios de las provincias de Ávila y Segovia.

 
Los sucesos han tenido lugar en los últimos días en el término municipal de Tornadizos y en el de El Espinar, con la muerte de dos terneros devorados por distintas manadas de lobos.

 

La Alianza UPA COAG reclama no solo que se indemnice rápidamente a los afectados, sino también que haya actuaciones firmes por parte de la Junta de Castilla y León, puesto que "de lo contrario la ganadería extensiva en nuestra provincia y resto de región acabará desapareciendo ante el acoso cada vez más extremo de los lobos".

 

En este sentido, consideran que en las zonas con altos niveles de conflictividad entre ganaderos y lobos es incompatible ambas presencias. Por eso, la Alianza UPA COAG de Ávila ha exigido a la Consejería de Medio Ambiente "que demuestre sentido común y que su apuesta sea decidida por anteponer la figura del profesional  al del animal. Los que están en peligro de extinción son los ganaderos, por lo que es a los productores a los que debe defender la Junta de Castilla y León”, exigen.

 

UPA y COAG advierten que si desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Ávila no se actúa con responsabilidad, el problema lejos de solucionarse se incrementará más y más. Para ello, el Gobierno regional "debe asumir de una vez por todas el compromiso de controlar la especie, indemnizar rápidamente los daños que provocan a las explotaciones ganaderas y tomar medidas para que los lobos no hagan suyas determinadas zonas al ser incompatible su existencia con la ganadería extensiva".