Los lobos atacan a plena luz del día

Foto: UCCL

La Unión de Campesinos de Castilla y León ha informado de tres nuevos ataques de lobos en la zona del bajo Alberche Pinares. Entre el jueves y el viernes de la semana pasada los cánidos perpetraron dos ataques a una misma explotación de ovino, a plena luz del día, y otro a una de vacuno por la noche

UCCL señala que el ganadero propietario del rebaño de vacuno atacado, Antonio Hernández Navas, "por enésima vez ha vuelto a sufrir los perjuicios económicos del lobo, de tal forma que en los últimos veinte días ha sufrido dos bajas de dos terneros de algo más de un mes de vida y ha habido otros dos muy mal heridos, uno de ellos incluso con una pata escayolada".

 

El sindicato informa de que en la noche del viernes al sábado, los lobos atacaron el rebaño en el paraje de Navallanas, en el término municipal de San Juan de la Nava, con el resultado de un ternero muerto. Una vez avisados, se personaron en el lugar los celadores de la patrulla de seguimiento del lobo del Servicio Territorial de Medio Ambiente, certificando que el ataque había sido de lobos.

 

A finales de agosto, la misma explotación fue atacada también por los lobos, con el resultado de un ternero muerto y dos heridos. "En este caso resulta que las pérdidas por los animales heridos, pero no muertos no son compensadas por nadie, puesto que las pólizas de seguro existentes no cubren los daños causados a animales heridos".

 

UCCL, por ello, vuelve a exigir a la administración regional que se haga cargo de todos los daños producidos por los lobos y demás animales salvajes, sin la necesidad de la contratación de seguro alguno. El sindicato asegura que en el caso de que se mantenga el actual régimen de seguros, "los daños sufridos por los animales han de ser también compensados aunque no hayan muerto los animales en el ataque, puesto que mucho de los heridos conllevan unos enormes gastos veterinarios y, en algunos casos, a pesar de todo ello, terminan muriendo".

 

El caso del ataque en Santa Cruz de Pinares es bastante singular, apuntan, tanto por el hecho de atacar un solo lobo como por la hora a la que se produjo. A las 12:30 h del jueves un solo lobo mató a una oveja que, junto con otras, se había quedada rezagada del resto del rebaño, pastoreado por su titular, Miguel Ángel Pozo Lanchas. Debido a la presencia humana el lobo, el cual fue perfectamente visto, huyó sin consumar la muerte del animal, el cual murió poco tiempo después.

 

El mismo lobo volvió a atacar y matar a otra oveja de la explotación, según indican desde la organización agraria, mientras se realizaban los trámites de llamadas a los celadores de la patrulla de seguimiento del lobo –los cuales certificaron que la muerte de ambas ovejas fue por ataque de lobos- , a la compañía de seguros con la que se tiene contratado el riesgo de ataques de lobos y a la empresa gestora de la retirada de animales muertos.

 

"Es la primera vez que se ve un ataque de estas características, a plena luz del día y por un solo lobo", según explica el titular de la explotación ganadera atacada, Miguel Ángel Pozo. El ataque ha tenido lugar en el monte 87 del citado término municipal.

 

En la segunda quincena del mes de junio esta explotación de ovino fue atacada por buitres, con el resultado de un cordero muerto. Además, en la primera quincena del mes de julio los lobos mataron dos ovejas, las cuales se suman a las dos del pasado jueves.

 

Desde este verano, los celadores de la patrulla de seguimiento del lobo no entregan a los titulares de las explotaciones afectadas copia del acta que levantan, según señala UCCL, obligando así al ganadero a tener que dirigirse al Servicio Territorial de Medio Ambiente para que se le entregue copia de tal acta. Desde UCCL se va a exigir a dicho Servicio Territorial que se continúe ofreciendo copia del acta a los ganaderos en el momento en que se redacta, en el propio campo.