Los líderes de la oposición en Ceuta, multados con 301 euros cada uno por una pitada a Wert

Los líderes del primer grupo de la oposición en la Asamblea de Ceuta, la coalición Caballas, Mohamed Ali y Juan Luis Aróstegui, este último también secretario general de CCOO y presidente de la Junta de Personal Docente No Universitario en la ciudad autónoma, han sido multados con 301 euros cada uno en calidad de "responsables como organizadores o promotores de la celebración de una concentración en lugar de tránsito público" con motivo de la visita del ministro de Educación, José Ignacio Wert.
CEUTA, 24 (EUROPA PRESS)



Alrededor de medio centenar de personas se congregaron el pasado 26 de junio ante la Biblioteca Pública para afear al ministro sus políticas "privatizadoras" y la situación de la Educación Pública en la ciudad, con tres de cada cuatro aulas por encima de las ratios máximas legales de alumnos por unidad y las mayores tasas de fracaso y abandono escolar del país.

Según el acuerdo de incoación de expediente sancionador firmado por el delegado del Gobierno, al que ha tenido acceso Europa Press, dicha movilización se prolongó de 12.45 a 13.45 horas y no se comunicó con antelación por escrito a la autoridad competente "en el plazo legalmente establecido de diez días".

Pese a que ninguno de los dos fue identificado en la calle, la resolución les señala como instigadores de la movilización "por su participación destacada en el transcurso de la citada concentración, ya que preside y dirige la misma, ejerciendo de interlocutor con los efectivos policiales y los medios de comunicación desplegados en el lugar de la concentración".

La Junta de Personal Docente, órgano en el que están representados FECCOO, FETE-UGT, ANPE y CSIF, ofreció una comparecencia ante los periodistas delante de la Biblioteca justo antes de la llegada del ministro. Posteriormente, al final de la protesta, Aróstegui ejerció como interlocutor ante los agentes de la Policía Nacional que estuvieron a punto de llevar a la Jefatura Superior a otro representante sindical, en este caso de STEs, por carecer de documentación oficial para identificarse.

Los preceptos de la Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana y de la Reguladora del Derecho de Reunión supuestamente vulnerados de forma "grave", según la Administración, conllevan sanciones multa de hasta 30.050 euros pero el delegado propone una solamente 48 céntimos por encima del mínimo si no se formulan alegaciones. Tanto Ali como Aróstegui han avanzado que sí lo harán.

El mismo 26 de junio por la tarde alrededor de un centenar de personas, en su inmensa mayoría estudiantes universitarios, llevaron a cabo otra silbatina al ministro en el Campus de Ceuta.