Los jueces exigen respeto para Castro porque "está prestando un servicio público" y no necesita protagonismo

La APM entiende que la Casa Real se pronuncie sobre la decisión de la Fiscalía y el Foro Judicial Independiente pide no hacer valoraciones


MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Las asociaciones judiciales han exigido "respeto" para el juez José Castro, que ha imputado a la Infanta Cristina en el marco del 'caso Nóos', destacando su "trabajo concienzudo" y el "servicio público que está prestando a España", después de que el diputado del PP Vicente Martínez-Pujalte le haya acusado de querer aumentar su "protagonismo personal".

Ante posibles presiones al magistrado, fuentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han explicado a Europa Press que el amparo se concede a petición del interesado cuando siente perturbada su independencia judicial.

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Pablo Llarena, ha dicho no compartir las manifestaciones de Martínez-Pujalte al defender que la decisión del instructor "se asienta en que, a su modo de ver, existen en el proceso sugerencias de que la Infanta puede haber tenido una participación en los hechos investigados".

El curso de la investigación aclarará si "esas sugerencias son reales o no y, sin son reales, qué nivel de participación tuvo y si es verdaderamente comprometedora desde el punto de vista penal". "Ese es el parámetro desde el que hay que analizarlo, si tiene motivos bastantes, y no podemos buscar en la decisión ninguna otra iniciativa o razón que impulse la decisión fuera del ejercicio de su propia jurisdicción".

Respecto al perjuicio en la 'marca España' que la imputación tiene según el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, Llarena ha estimado que es "evidente" que la "inculpación de cualquier persona que forma parte de las instituciones del Estado y tiene una proyección pública internacional, hace que nuestro país esté bajo la observación de toda la comunidad internacional y transmita una imagen negativa".

En cuanto al papel de la Casa Real en torno a este caso, el presidente de la APM, mayoritaria y de carácter conservador, ha señalado que esta institución ha seguido lo sucedido y es "lógico" que "tenga un posicionamiento concreto de quien, a su modo de ver, está más acertado", como es, a su juicio, la Fiscalía.

'MARCA ESPAÑA'

Por contra, el presidente del Foro Judicial Independiente (FJI), Ángel Dolado, ha tildado de "ridículo" pensar que la imputación "tenga que ver con la marca España" y ha subrayado que la Casa Real, como alta institución del Estado, debe respetar las decisiones judiciales y fiscales sin hacer "ninguna valoración a favor ni en contra".

Ha pedido a los "políticos" ser respetuosos hacia la independencia e imparcialidad de los miembros de la Carrera Judicial y ha afirmado que el juez Castro "no necesita ningún protagonismo", sino que "está haciendo un servicio público en España". A su juicio, palabras como las de Martínez-Pujalte hacen "un flaco favor a este país".

En este sentido, ha puesto de manifiesto el "trabajo concienzudo" del juez del 'caso Nóos' y ha recordado que fija comparecencias los sábados, "haciendo horas extraordinarias y con un grave sacrificio para la conciliación de su vida familiar".

El portavoz de la asociación de jueces y magistrados Francisco de Vitoria (FdV), José Luis González Armengol, ha defendido que "una imputación" no significa una condena y que la presunción de inocencia sigue manteniéndose. "Como jueces imparciales, el Estado de Derecho marca que la Justicia es igual para todos", ha concluido.