Los instaladores de gas reclaman un acceso justo a la inspecciones

La Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines (CONAIF) reclama en los tribunales que la norma de inspecciones de gas sea más favorable a los intereses de los instaladores, ya que la actual situación pone en ventaja a las compañías distribuidoras a la hora de realizar esta labor.

Con la entrada en vigor de la modificación de la Ley de Hidrocarburos y el R.D. 984/2015 el usuario puede elegir con quién quiere realizar la inspección obligatoria de su instalación de gas, si con una compañía distribuidora de gas o con la empresa instaladora de gas habilitada que elija con libertad. Un aspecto que CONAIF valora, en un principio, de forma positiva, ya que incrementa las oportunidades de negocio para las instaladoras pero denuncia que no se está llevando a cabo de una forma justa.

 

Lo que la Confederación denuncia es la discriminación existente hacia los instaladores en cuanto al acceso a los datos de los clientes, ya que son las distribuidoras las encargadas de dirigirse a los clientes en los momentos adecuados, condicionándoles a realizar el servicio con ellos y no con los instaladores, que tienen limitado el acceso a las personas que solicitan las inspecciones.

 

Por todo ello, CONAIF presentaba a finales de año un contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo, que ha sido admitido a trámite, con el objetivo de mejorar las condiciones hacia los instaladores y que la normativa actual no sólo liberalice el tema sobre el papel, sino que lo haga en la práctica sobre unas condiciones de igualdad.