Los hosteleros abulenses se forman en la nueva Regulación sobre Alérgenos

Curso sobre Gestión de Alérgenos en Hostelería organizado por CONFAE

Una veintena de empresas del sector de hostelería de Avila han participado en el Curso sobre Gestión de Alérgenos en Hostelería. El objetivo,  explicar los cambios que introduce la nueva normativa sobre alérgenos y cómo afecta al sector y a su actividad diaria.

En los últimos años, la prevalencia de las alergias alimentarias ha despertado un gran interés. Actualmente, se estima que entre el 2% y el 4% de la población adulta y el 6% de la infantil sufren algún tipo de alergia alimentaria. A pesar de que  cada  día disponemos de más información sobre los alimentos y las  reacciones alérgicas que pueden producir en algunas personas,  sigue siendo una cuestión compleja que merece toda la atención del sector hostelero de CONFAE.


El Reglamento UE 1169/2011, aplicable en toda la Unión Europea, y que entró en vigor en España el pasado 13 de diciembre, obliga a suministrar en los establecimientos de hostelería la información de los platos con alérgenos para que cualquier persona sepa qué puede comer o qué no puede comer, en igualdad de condiciones que otra persona,  sin necesidad de identificarse ni solicitar un trato especial. De esta manera se trata de garantizar la ausencia de alérgenos en determinados platos para que se puedan consumir sin riesgo alguno para la salud.


Por todo ello, y de cara a  mejorar sus estándares de calidad en el servicio que ofrecen a su clientela,  las empresas de hostelería asociadas a Federación de Hostelería de CONFAE han tenido la ocasión de conocer de primera mano cómo les afecta el nuevo Reglamento y cuáles serán las pautas y obligaciones que deberán llevar a cabo en sus empresas.


Básicamente, la normativa, que afecta a todas las empresas alimentarias, entre las que se encuentra también la hostelería, deberán observar los principios de buenas prácticas de manipulación. Esto requiere un compromiso que garantice que los productos y los procesos y manipulaciones que se llevan a cabo con ellos  cumplen con los requisitos legales de seguridad y de calidad. El seguimiento de los controles existentes es  esencial para la gestión de alérgenos, por ejemplo, evitando la contaminación cruzada por medio de la segregación, de la limpieza, de utensilios y líneas exclusivas, del equipo y del lugar de almacenamiento exclusivo, etc.

 

A grandes rasgos, podemos decir que un alérgeno es una sustancia que puede inducir una reacción de hipersensibilidad (alérgica) en personas susceptibles. En alimentación será aquel alimento, o compuesto que forme parte de un alimento, capaz de desarrollar en aquellas personas sensibles una alergia. Por ello, y para salvaguardar el derecho que tiene el consumidor de saber realmente si lo que está comiendo puede suponer un riesgo para su salud, es ahora, en virtud de la nueva normativa, el responsable del establecimiento el que tiene que indicar los alérgenos más comunes establecidos en la normativa de forma clara y correcta, evitando así interpretaciones y problemas en la gestión.

 

Las empresas hosteleras participantes en el curso han conocido de modo práctico sus obligaciones al respecto así como también el desarrollo e implantación de los distintos medios que, de cara al cumplimiento de las obligaciones en relación con la normativa sobre alérgenos en la hostelería y la preceptiva información al consumidor, les es exigible.