Los hermanos Gasol marcan la pauta en la primera prueba

Pau Gasol realiza un lanzamiento a canasta durante el partido

La selección española empezó su camino preparatorio hacia la Copa del Mundo con una cómoda victoria (82-70) ante la selección de Canadá, en un encuentro celebrado en el Coliseum A Coruña.

Pau Gasol fue el mejor jugador de los de Juan Antonio Orenga con 20 puntos, 8 rebotes y 27 de valoración.

 

Fueron los hermanos Gasol los encargados de dinamitar el partido en los primeros minutos del mismo. Marc -15 puntos, 8 rebotes- en la zona y Pau desde más allá del 6'75 lideraron el vendaval ofensivo que fue España en el primer cuarto. En poco más de cinco minutos, España había dejado el partido prácticamente visto para sentencia (23-7, min.8) la primera prueba.

 

Sirvió el choque además para constatar que España tiene uno de los mejores juegos interiores del planeta. Además de los hermanos Gasol, brilló Serge Ibaka. El hispano-congoleño concluyó con 15 puntos y se mostró como una amenaza desde la línea de tres, confirmando así la mejoría en el lanzamiento lejano que ya ha mostrado en la última campaña en la NBA.

 

También realizó un buen partido el a priori cuarto jugador en la rotación en el juego interior: Felipe Reyes. El cordobés sigue en la selección con la rutina adquirida en el Real Madrid de maximizar al máximo los minutos que pasa en la cancha. En el pabellón coruñés, el '9' de la selección hizo 12 puntos y 7 rebotes en algo más de 12 minutos de juego.

 

No fueron sin embargo todo buenas noticias para los españoles. Si los pívots fueron la cara, los jugadores de perímetro fueron la cruz. Ninguno de los tres bases -Ricky Rubio, Calderón y Sergio Rodríguez- consiguió tener un peso real en el juego del equipo.

 

Tampoco tuvieron su mejor día los escoltas. Solo los seis puntos y cuatro asistencias de Juan Carlos Navarro, con 2/6 en el tiro, salvaron la actuación de los 'doses'. Sergi Llull -que jugó por momentos de alero por la ausencia de Rudy por molestias físicas-, se fue del choque sin anotar en 27 minutos de juego; mientras que Pau Ribas, invitado y debutante, solo jugó dos minutos y su estadística quedó completamente en blanco.

 

CANADÁ VENDE CARA SU PIEL

 

Por su parte, Canadá demostró que llegaba a la cita más rodada ya que había jugado varios amistosos antes de este miércoles contra rivales de entidad. El físico y la calidad de sus jugadores les llevó a pelear por el partido a pesar del impetuoso inicio de España.

 

Apoyados en el base de los San Antonio Spurs Cory Joseph -19 puntos, 4 asistencias y 19 de valoración- y del jugador de los Orlando Magic Andrew Nicholson -13 puntos, cuatro rebotes-, los norteamericanos se fueron asentando en el choque con el paso de los minutos.

 

Después de una primera parte en la que España, con la primera entrada de Felipe Reyes y Sergio Rodríguez, acumulase hasta 22 puntos de ventaja (38-16, min.16), los canadienses reaccionaron en la segunda.

 

En el final del tercer cuarto, Joseph y Nicholson se echaron a su equipo a las espaldas y limaron las distancias hasta los 10 puntos (74-64) ya bien entrado el último cuarto. Al trabajo de los dos hombres más importantes de Canadá se unió el buen hacer del jugador de los Boston Celtics Kelly Olynyk -8 puntos, 8 rebotes-.

 

Pero la llegada al choque de los canadienses fue demasiado tardía y España consiguió solventar el partido sin apuros. España logró  vencer en A Coruña el quinto partido en once visitas a la ciudad gallega. La próxima cita dentro de la 'Ruta Ñ' será ante la selección de Angola el domingo día 10, a las 12:30 en el Pabellón San Pablo de Sevilla.