Los grupos reivindicativos se dejan ver otro año más en Villalar

Los Parados en Movimiento también estuvieron en Villalar. JUAN POSTIGO

Parados en Movimiento, republicanos, gente que pedía el cierre de la central de Garoña y hasta quienes protestaban contra el alcalde de Valladolid, no faltó de nada en la campa.

La celebración del Día de Castilla y León en la campa de Villalar es sinónimo de reivindicación. Momento de demostrar al resto de la Comunidad Autónoma y a España los motivos de protesta que se dilatan a lo largo del año con el objetivo de hacerlos aún más visibles. Y lo cierto es que hubo de todo en el pequeño municipio. Los primeros en dejarse ver, más puntuales, fueron los Parados en Movimiento.

 

Y no solo de una de las nueve provincias. Valladolid, Salamanca, Soria, Zamora... Se dejaron ver junto primero junto al gran Monolito frente al Ayuntamiento de Villalar acompañados de varios grupos de integrantes de Izquierda Unida. De hecho José Sarrión, candidato del partido a nivel regional, tuvo unas palabras para todos estos desempleados en lo que será “una lucha encarnizada” contra el paro.

 

Pero no fueron los únicos, y es que si por algo se caracteriza esta celebración es por la variedad. El propio Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, tuvo que escuchar en su breve visita al municipio vallisoletano cómo un hombre con una bandera republicana le hacía ciertas ‘peticiones’.

 

“¡Privilegios para todos, no solo para unos pocos!”. Herrera, acompañado de otros compañeros como el delegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones, o el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Jorge Llorente, hizo caso omiso.

 

Y más. Las calles de Villalar acabaron bañadas de papelitos verdes que pedían el cierre de la planta de Garoña en Burgos. De la misma manera, algo que suele verse año tras año, las banderas republicanas y los diferentes cánticos tanto en el propio pueblo como en la campa no faltaron.

 

Hasta el alcalde de Valladolid tuvo su parte. A ojos vista el juicio por presunta desobediencia que tendrá el próximo lunes, las Asociaciones de Vecinos de la ciudad se encontraban tratando de convencer a la gente para que se congregue a la puerta de los Juzgados a las 9.15 de la mañana, quince minutos antes de la vista del primer edil. Sin duda Villalar sigue siendo el epicentro de la reivindicación, otro año más.