Los grandes bancos europeos refuerzan su capital en 200.000 millones de euros

Suspenden Banca Monte Paschi y otras tres entidades
Los 61 grandes bancos europeos han reforzado su capital en 200.000 millones de euros entre diciembre de 2011 y junio de 2012 en cumplimiento de las exigencias de la UE para aumentar su resistencia a un posible agravamiento de la crisis, según un informe difundido este miércoles por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

La UE impuso el pasado diciembre a las entidades sistémicas aumentar hasta el 9% su capital de alta calidad (core tier 1) tras crear un colchón adicional para cubrir una posible depreciación en su cartera de deuda soberana.

Al concluir el plazo, sólo suspenden cuatro bancos: el italiano Banca Monte dei Paschi di Siena, los chipriotas Cyprus Popular Bank y Bank of Cyprus y el esloveno Nova Kreditna Banka Maribor. No obstante, la Autoridad Bancaria asegura que en los cuatro casos ya han planes de rescate previstos que cuentan con el apoyo de las respectivas autoridades nacionales y que se aplicarán antes de que acabe el año.

Este refuerzo de la banca se ha logrado principalmente mediante medidas de capital como la retención de beneficios, ampliaciones de capital y gestión de pasivos.

"Esta consolidación financiera refuerza la capacidad de los bancos para financiar la economía real de forma sostenible", ha dicho el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, en un comunicado.

A juicio de la EBA, este aumento de capital "no ha provocado directamente una reducción significativa del crédito a la economía real". "El proceso de desendeudamiento había comenzado ya antes de este ejercicio y proseguirá de forma ordenada para garantizar la reparación a largo plazo de los balances de los bancos", señala.

La Autoridad Bancaria ha anunciado que pedirá a los bancos que mantengan el nivel del 9% de capital de calidad, que en principio era temporal, durante la transición a las nuevas normas internacionales Basilea III. Sólo en casos específicos, como reestructuraciones, se permitirá a una entidad bajar de este umbral.

También se mantendrá en vigor el colchón exigido a los bancos para cubrir el riesgo de su cartera de deuda pública.