Los ganaderos abulenses participan en el reparto de bricks de leche para reivindicar un "precio digno"

Reparto de bricks de leche en Valladolid para pedir un precio justo para los ganaderos

Alrededor de medio centenar de ganaderos de la provincia de Ávila han participado hoy en Valladolid en el acto reivindicativo organizado por ASAJA de Castilla y León para dar visibilidad a la grave crisis que atraviesa el sector lácteo.

La plaza del Milenio de la capital castellana ha acogido el reparto de 2.500 bricks de leche, una protesta que ha servido para reivindicar el pago a los ganaderos de precios justos por parte de la industria. Asimismo, ha asistido el presidente de ASAJA Ávila, Joaquín Antonio Pino.

 

El presidente de ASAJA de Castilla y León, Donaciano Dujo, ha pedido al Tribunal de la Competencia, a la Consejería de Agricultura y al Ministerio del ramo que intervengan en la caída vertiginosa de precios de la leche, que se pagan a 29 céntimos por litro al ganadero, “pongan a la industria en su sitio” y garanticen a los ganaderos unos contratos justos que los permitan “vivir dignamente” de su trabajo.

 

Dujo, ha hecho hincapié en el “momento crítico” que atraviesan los 1.500 ganaderos de leche de la Comunidad tras la desaparición de las cuotas lácteas, una paradoja puesto que este hecho debería haber supuesto “una oportunidad” para los productores, que sin embargo ven cómo cada vez se paga menos por su trabajo, un sinsentido en un país que consume más lácteos de los que produce y que termina trayendo producto desde Francia.
 


Los 1.500 ganaderos de vacuno de leche de la región producen unas 750.000 toneladas en conjunto y, con la caída de precios, están percibiendo “unos 3.000 euros menos al mes por la recogida de su producto”, lo que pone en jaque la rentabilidad de las explotaciones, que además sufren el incremento de los costes de producción.  

 

El presidente de ASAJA ha insistido en que “los precios de la leche deben ser adecuados, los costes asumibles, y que los contratos de recogida den seguridad y seguridad al sector, por lo que no se puede es firmarlos a pérdidas”.

 

En cuanto a los fondos del Plan de Desarrollo Rural (PDR) que llegan desde Europa, ASAJA respalda que se destine una ayuda a los ganaderos pero considera que no pueden destinarse a compensar a los ganaderos por los bajos precios que abona la industria, sino que deben usarse para mejorar e invertir en que las explotaciones sean más productivas y competitivas.