Los ganaderos abulenses exigen soluciones firmes para acabar con la propagación de enfermedades

Asamblea de ganaderos en El Barco de Ávila

Los ganaderos de la comarca de Gredos-Barco-Piedrahíta reunidos ayer por la noche han exigido a la Junta que actúe inmediatamente contra la presencia masiva de fauna silvestre, dada las altísimas probabilidades de que sea portadora del bacilo de la tuberculosis que ha hecho sacrificar obligatoriamente todo el censo ganadero de la Aliseda de Tormes.  

La Alianza UPA-COAG, UCCL, Y ADS del Barco de Ávila exigen responsabilidad al Gobierno regional para que de forma urgente actúe y reduzca la población de animales en libertad convertidos en difusores de enfermedades que suponen la ruina para los ganaderos que están cumpliendo a rajatabla los "compromisos severos" que impone la Junta de Castilla y León en cuanto a temas sanitarios se refiere.

 

Considera un hecho comprobado que las Campañas de Saneamiento Ganadero están evolucionando favorablemente en nuestra provincia en los últimos años con muy bajos niveles de positividad en la ganadería intensiva, mientras que el ganado extensivo en determinados municipios abulenses sigue teniendo una incidencia de tuberculosis  superior a la media regional.

 

En este sentido, hanpedido a las Consejerías de Agricultura y Medio Ambiente mantener una reunión urgente para abordar el problema y  que haya máxima coordinación  en sus actuaciones para erradicar el problema. "Los ganaderos no pueden ser los paganos de una situación que pone al borde de la desaparición a los que se ven afectados con un vacío sanitario motivado por circunstancias ajenas a su responsabilidad", afirman.