Los fotoperiodistas Gervasio Sánchez y Samuel Aranda claman contra el "apagón informativo" en Siria

Reclaman el retorno de los tres periodistas españoles secuestrados en el país.

Los fotoperiodistas Gervasio Sánchez y Samuel Aranda, la corresponsal en Afganistán Mònica Bernabé y los periodistas Xavier Mas de Xaxàs, Joan Roura y Marta López han clamado este martes contra el "apagón informativo" que vive Siria, debido al objeto de conflicto en que se han convertido los informadores.


En un acto en el Col·legi de Periodistes de Catalunya a los periodistas Marc Marginedas, Javier Espinosa y Ricard García, secuestrados en el país sirio, los profesionales han cargado contra los abusos que sufren los periodistas en zonas de conflicto, y especialmente ahora en que grupos armados se han dado cuenta de la fuente de recursos económicos que supone un secuestro, ha dicho Aranda.

El fotoperiodista ha observado que, además del interés económico, a los secuestradores les mueve también un odio hacia los países occidentales: "Lo estamos haciendo francamente mal desde aquí", ha añadido Aranda.

Todos han manifestado su más estrecho apoyo a los familiares y compañeros directos de los profesionales secuestrados, han reclamado su pronto regreso y han recordado que la libertad de expresión es la herramienta de trabajo básica del profesional de la información.

Sánchez ha tachado de "frustrante ver como una situación calamitosa como Siria hace muy difícil la cobertura del conflicto", y ha constatado la imposibilidad y dificultades extremas de ejercer este trabajo hasta el punto de tener que abortar misiones de cobertura en zonas de conflicto armado.

La redactora jefa del área de internacional de El Periódico de Catalunya, Marta López, ha defendido la necesidad de cubrir estos conflictos, cuando ahora planea la duda de si realmente era necesario enviar a corresponsales como Marginedas --secuestrado en septiembre-- al citado país.

"Sí que era necesario cubrir Siria, como se va a los parlamentos y a los campos de fútbol, pero se deben dar las condiciones necesarias", ha remarcado López, que ha dicho que si tuviera que tomar ahora una decisión diría que no.

"El interés por un conflicto crece cuando dejamos de hablar de cifras y empezamos a hablar de historias", ha destacado López, que ha añadido que ello sucede cuando envías a un periodista al territorio de los hechos.

PERIODISMO LOCAL

La corresponsal de 'El Mundo' en Afganistán Mónica Bernabé ha subrayado que "se puede hacer buen periodismo al lado de casa; si eres buen periodista aquí serás buen periodista allí", ha dicho.

También ha visto "muy injusto" que corresponsales de guerra pasen a ser considerados muy valientes cuando deciden irse a cubrir un conflicto, y sean vistos como 'kamikazes' cuando son secuestrados, cuando en realidad miden mucho los peligros y también se enfrentan a una cuestión de suerte.

El periodista del área de internacional de TV3 Joan Roura ha lamentado que Siria se ha convertido en un país opaco debido al trabajo de empresas, guerrilleros, gobiernos y poderes fácticos: "Han conseguido callarnos".

El acto, conducido por Xavier Mas de Xaxàs, ha convocado a decenas de estudiantes de comunicación, y entre el público también se encontraban algunos familiares de los periodistas secuestrados y profesionales como Jordi Évole.