Los fiascos cinematográficos más sonados de 2013

Grandes naufragios en la industria del cine.

El 2013 ha sido un año de grandes taquillazos... y también de sonoros fracasos. Europa Press repasa algunos de los fiascos del año, proyectos que, con independencia de su calidad cinematográfica, naufragaron en taquilla a pesar de contar con mediáticas estrellas de la talla de Selena Gomez, Johnny Depp o Harrison Ford

 

Precisamente este último protagoniza uno de los últimos batacazos: 'El juego de Ender'. La esperada adaptación a la gran pantalla de la novela de Orson Scott Card, protagonizada también por el joven Asa Butterfield, contaba con un presupuesto que rondaba los 115 millones de dólares pero su recaudación no alcanzó los 90 millones en taquilla.

 

'El quinto poder' lo tenía todo para ser una gran película: un director oscarizado, Bill Condon, un protagonista con mucho tirón, Benedict Cumberbacht, y una historia de plena actualidad, la de Wikileaks y su fundador Julian Assange. Pero la cinta, con un presupuesto nada desorbitado (menos de 30 millones de dólares) tan solo recaudó 8,5 millones de dólares.

 

Otros a los que tampoco les sonrió el respetable fue a Ryan Reynolds y Jeff Bridges, ambos hicieron equipo en la cinta de acción 'R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal'. Una producción con un nada despreciable presupuesto de 130 millones de dólares y una recaudación en taquilla que no superó los 80 millones.

 

Aunque sí logró cubrir ampliamente sus costes de producción, otra de las decepciones en taquilla del año fue 'After Earth', la cinta protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden. Este aspirante a blockbuster veraniego, con un presupuesto de 110 millones de dólares, tan solo recaudó en taquilla 243,8 millones.

 

Tampoco generó pérdidas, aunque no cumplió ni de lejos las expectativas, 'Asalto al poder (White House Down)', la cinta protagonizada por Channing Tatum y el enrollado presidente de los Estados Unidos al que daba vida Jamie Foxx. Recrear la toma de la Casa Blanca por parte de un grupo terrorista costó unos 150 millones de dólares. La película recaudó poco más de 200 millones.

 

Más sonoro fue el descalabro de Sylvester Stallone con 'Una bala en la cabeza', otra cinta de acción con un presupuesto de 55 millones de dólares que ni siquiera superó los diez millones de dólares en taquilla. Un costalazo parecido, aunque menos dañino para su bolsillo, se dio Robert Rodríguez con la secuela de 'Machete': 33 millones de presupuesto y tan solo 15 de recaudación.

 

Otra que se quedó en números rojos fue 'Paranoia', el thriller protagonizado por Harrison Ford, Liam Hemsworth y Gary Oldman contaba con un presupuesto de 35 millones que la taquilla no cubrió ni a la mitad, tan solo 13,7 millones de recaudación.

 

Y terminamos este repaso con el título que, a la hora de hablar de fiascos taquilleros, muchos tenían en mente: 'El llanero solitario'. Cierto es que la cinta protagonizada por Johnny Depp y Armie Hammer cosechó unas cifras decepcionantes (260 millones de dólares en taquilla con un presupuesto de unos 215 millones), pero no es menos cierto que este balance es -como el pasado año lo fue John Carter- un tropezón perfectamente asumible para Disney. Sobre todo si tenemos en cuenta que este 2013 ha sido el año en el que, gracias a títulos como Iron Man 3, Monstruos University o Thor: El mundo oscuro, ha pulverizado su récord en taquilla.