"Los festivales de música se han convertido en un reclamo turístico de primer orden"

Lejos de las aglomeraciones de los masificados festivales de sombrillas de colores cara al mar, pero también de las grandes explanadas de las afueras de cualquier ciudad el Festival Ecopop se reinventa cada año en la Sierra de Gredos. El escenario se repite con Xoel López, Sidonie, Dorian o Second entre otros. Pablo García es su organizador

Lejos de las aglomeraciones de los masificados festivales de sombrillas de colores cara al mar, pero también de las grandes explanadas de las afueras de cualquier ciudad el Festival Ecopop se reinventa cada año en la Sierra de Gredos. Por segunda vez (de sus nueve ediciones) el municipio abulense de Candeleda será sede del festival independiente referencia de la zona centro. En 2012 Ecopop llevó al Valle del Tiétar a bandas del nivel de Niños Mutantes, Supersubmarina o Love of Lesbian. Este 2013 el Festival de Música y Naturaleza Ecopop celebra su novena edición y el escenario se repite con Xoel López, Sidonie, Dorian o Second entre otros. Pablo García es su organizador. 

 

¿A qué responde el cambio de ubicación de los últimos años del Ecopop a Candeleda? 

 

Las siete primeras ediciones se celebraron en Arenas de San Pedro, pero una serie de dificultades a la hora de mantener la subvención municipal nos obligó a buscar otros emplazamientos alternativos en la zona.Yo vivo en la localidad de El Hornillo y tengo claro que mi zona necesita y se merece un festival de estas características. Con nueve ediciones a nuestras espaldas hemos demostrado que este festival es todo un éxito.  Además, la independencia no ha sido en ningún momento una circunstancia contra la que nos enfrentamos, por el contrario, es una decisión bien tomada, que hasta el momento no nos ha generado más que grandes experiencias y muchas satisfacciones. 

 

¿Cree que con festivales como el Ecopop se consigue dinamizar la zona y aportar un atractivo turístico adicional al Valle del Tiétar? 

 

Estoy convencido de ello. Ademas la gente nos hace llegar su agradecimiento. En realidad todos creemos que el beneficio es mutuo. Las bandas no están acostumbradas a recibir el trato cercano que tanto buscan y que los vecinos les dispensan con su hospitalidad cada verano. La comarca recibe una importante inyección económica en restaurantes, hoteles y bares y también en su oferta cultural y turística. Y por ultimo los fans de nuestros grupos de música tienen la oportunidad de encontrarse con ellos en un ambiente distinto y más íntimo en cada temporada. 

 

¿Cómo consigue convencer a las bandas del cartel para bajarse de los agrandes escenarios y tocar en Candeleda? 

 

Ellos ya conocen el escenario, la fama y la reputación del festival. También facilita mucho mi trabajo de contratación el respaldo de los grandes grupos que ya han pasado por aquí. Todo el mundo quiere tocar con Love of Lesbian, con Niños Mutantes, con Sidonie, con Dorian, con Xoel Lopez...  Nuestra organización es algo parecido a cuando quisieron juntar en la saga de las películas de Oceans a George Cloonie, Brad Pitt, Julia Roberts, Catherine Z. Jones, Andy Garcia, Al Pacino...unos tiraban de los otros... 

 

Una iniciativa como el Festival Ecopop enriquece altamente a la escena del Valle del Tietar. ¿Han tocado techo o sigue habiendo cosas que hacer para mejorar? 

 

La idea del Festival es alejarnos de este sistema viejo de la “industria” donde los artistas se ven obligados a ceder parte de su control creativo con tal de poder vender y vivir de lo que les gusta hacer. Los grupos que pasan por el Ecopop son grupos que viven con la música, no de la musica. El Festival, junto con los esfuerzos de las bandas, sienta las bases para un nuevo tipo de evento en colaboración con las fuerzas vivas de la zona, pero el trabajo no está completo. Cada año el festival tiene que reinventarse. Este año hemos incluido un concierto en marzo, una reforestación, un ciclo de cine y una conferencia de Joaquín Araújo. Musicalmente el objetivo de mejora es contratar a un grupo internacional para la décima edición. 

 

Centrado en una mayoría de seguidores de la música indie, el festival Ecopop está recomendado para todas las edades. 

 

La música emergente crece junto con su público y no hay por que negársela en vivo a los menores de edad. Está muy mal que el concierto de una banda tenga que ir de la mano con vender una cantidad tremenda en alcohol para hacer el festival rentable.  En todos los años en los que se lleva celebrando el festival no se ha registrado ningún incidente por este motivo y efectivamente la convivencia entre diferentes grupos de edad se ha celebrado sin novedad. Este año hemos bonificado la entrada a los menores de 14 años acompañados de un adulto. 

 

El mercado festivalero en España funciona según la ley de la oferta y la demanda, los promotores pujan por los grupos sin piedad. En medio de este panorama, ¿cómo es posible que Ecopop mejore su cartel año tras año? 

 

Por el compromiso de los grupos. El festival está muy bien considerado entre el público especializado y siempre hemos contado con la voluntad de los grupos para hacer los carteles.

 

Entrevista de Carlos Bermejo

 

La organización de Ecopop cuenta con la colaboración humana y económica del Ayuntamiento de Candeleda