Los fallecidos en Cuatro Vientos son dos hombres de 46 años con experiencia en vuelo

Los fallecidos son dos hombres de 46 años y experimentados pilotos que estaban realizando ejercicios de aterrizaje y despegue para acumular horas de vuelo.

La avioneta es de pequeñas dimensiones, modelo Cirrus SR22, con cuatro plazas, que pertenecía a la escuela de formación Aeris Aeronáutica. Se trata de un aparato moderno que está realizado con fibra de carbono y que exige para su pilotaje contar con experiencia previa en pilotaje.

El accidente se produjo sobre las 21.40 horas cuando una avioneta colisionó por causas que están siendo investigadas contra la fachada del parque de bomberos de la base aérea, que está ubicado en la parte civil del aeródromo, cuando estaba en proceso de aterrizaje en uno de los hangares.

Como consecuencia del impacto, la aeronave ha ardido con los dos ocupantes en su interior. Además, en su trayectoria final, el aparato ha colisionado levemente con otra avioneta. Los sanitarios personados en el lugar únicamente han podido confirmar el fallecimiento de estas dos personas.

En el lugar han trabajado efectivos de los Bomberos de la propia base aérea de Cuatro Vientos, de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital. Asimismo, se ha desplazado al lugar un dispositivo sanitario de Samur-Protección Civil y Summa-112.

Según testigos presenciales, el viento pudo haber influido para que el aparato perdiera su trayectoria y se saliera de la pista. En cualquier caso, la Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo del accidente para trata de determinar las causas del mismo, según han indicado fuentes de este Cuerpo.

Asimismo, la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Fomento, también ha abierto una investigación.

El juez de guardia ha ordenado pasada la medianoche el levantamiento de los cadáveres, que serán trasladados hasta el Instituto Anatómico Forense para que se le realicen las correspondientes autopsias. Asimismo, psicólogos del Samur-Protección Civil han atendido a los familiares de las víctimas en una sala que se ha habilitado para ello en el propio aeródromo.

El aeródromo de Cuatro Vientos, decano de los aeropuertos españoles, tiene un uso conjunto cívico-militar desde los años setenta. En sus instalaciones se encuentran algunas de las principales academias de vuelo, clubes de vuelo o aeronaves privadas, así como servicios del Estado (Dirección General de la Policía y Dirección General de Tráfico) o empresas de trabajos aéreos.

En Cuatro Vientos, un aeródromo que en el año 2015 registró 40.250 operaciones, falleció en el año 2013 un comandante del Ejército del Aire cuando una avioneta, de tipo histórico, estaba realizando unas maniobras de acrobacia e impactó contra una nave del aeródromo.