Los fabricantes de furgonetas ven poco realistas los límites de emisiones fijados por la UE para 2020

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) ha pedido una normativa "más realista" sobre los límites de emisiones de CO2 para las furgonetas, fijados por la Unión Europea en 147 gramos por kilómetro para el año 2020.

Para Acea, este objetivo es "extremadamente ambicioso", toda vez que estudios independientes concluyen que el nivel de emisiones fijado sólo es alcanzable con tecnologías híbridas. La organización recuerda además que las ventas de furgonetas eléctricas se limitaron a 2.383 unidades en 2011.


El secretario general de Acea, Ivan Hodac, destacó que ningún otro sector ha realizado más esfuerzos para reducir las emisiones en sus productos y en sus procesos industriales como el automóvil. De hecho, las emisiones medias de CO2 de las furgonetas han bajado un 39% entre 2007 y 2012.

Hodac subraya que el legislador tiene que tener en cuenta que la industria debe mantener la competitividad, y recuerda que la reducción de emisiones supone una considerable inversión, por lo que pide apoyo financiero en forma de "súper créditos" para el desarrollo de vehículos con tecnologías alternativas limpias.