Los extranjeros compraron 18.561 pisos en EspaĂąa en 2010

Franceses y alemanes reemplazan a ecuatorianos y marroquĂ­es como principales compradores de pisos espaĂąoles

Un total de 18.561 pisos fueron comprados por ciudadanos extranjeros en EspaĂąa en 2010, lo que supone el 4,45% del total de viviendas vendidas el pasado aĂąo, segĂşn consta en el anuario inmobiliario del Colegio de Registradores.

El porcentaje de pisos adquiridos por ciudadanos de terceros paĂ­ses se mantiene asĂ­ en lĂ­nea con el de 2009 (un 4,24%), pero estĂĄ lejos del mĂĄximo del 8,9% registrado en 2007, antes de la crisis. SegĂşn los registradores, la crisis econĂłmica "afectĂł especialmente" a extranjeros residentes en EspaĂąa, "que son los que vieron mĂĄs notablemente minoradas sus expectativas, reduciendo asĂ­ su demanda de vivienda".

"Por contra, los extranjeros no residentes incluso se vieron favorecidos en tĂŠrminos relativos, dado que encontraron mĂĄs accesible la vivienda en EspaĂąa como consecuencia del ajuste de los precios", aĂąaden. Por nacionalidades, los britĂĄnicos son los que mĂĄs pisos compraron en EspaĂąa el pasado aĂąo, un total de 4.350, el 23,4% del total adquiridas por extranjeros. DespuĂŠs se situaron los franceses, con el 8,2% del total, los alemanes (7,7%), los rusos (6,9%), y los italianos (5,6%).

SegĂşn el informe, el resto de nacionalidades del rĂĄnking (BĂŠlgica, PaĂ­ses Bajos, Suecia, China, Noruega, RumanĂ­a, Irlanda, Marruecos, Dinamarca, Argentina, Finlandia, Suiza, Portugal y Polonia) cuenta con porcentaje de compras por debajo del 5%.

Los registradores seĂąalan que se trata de paĂ­ses europeos con un poder adquisitivo superior a las de otras nacionalidades residentes en EspaĂąa y que tienen una vocaciĂłn de permanencia mĂĄs estable por motivos laborales.

Relevo de nacionalidades
Para los registradores, "este desplazamiento de la estructura de nacionalidades, ya se extiende durante tres aĂąos, coincidiendo asĂ­ con el cambio de ciclo inmobiliario y econĂłmico". SegĂşn destacan, durante el ciclo alcista, junto a los britĂĄnicos, los ciudadanos extranjeros que mĂĄs viviendas compraban en EspaĂąa eran los ecuatorianos, los marroquĂ­es, los rumanos y los colombianos. SegĂşn explica el informe, "estas nacionalidades tradicionalmente compraban vivienda con una finalidad de residencia relativamente permanente para establecerse laboralmente en EspaĂąa".