Los estudiantes de Medicina denuncian los perjuicios de la nota de corte MIR

1.400 estudiantes españoles se quedan sin plaza por la nota de corte mientras 108 plazas de Medicina de Familia  se quedan vacantes. 

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina ha denunciado que, tras la finalización de la convocatoria de la Formación Sanitaria Especializada (MIR), "han quedado vacías 108 plazas de Medicina Familiar y Comunitaria como consecuencia de que la nota de corte haya dejado sin posibilidad de elegir plaza MIR a 1400 aspirantes españoles". Los estudiantes han lamentado "la falta de demanda por esta especialidad" y han reiterado la importancia de la promoción de la Atención Primaria en las Facultades de Medicina como una de las posibles soluciones.

 

Tras la finalización de la fase ordinaria de adjudicación de plazas de la Convocatoria 2013/2014 para la Formación Sanitaria Especializada, han quedado 533 plazas desiertas en el primer llamamiento y 225 en el segundo, siendo 108 de MFyC y el resto, en su mayoría, especialidades de escuela.

 

En este segundo llamamiento, los extracomunitarios han podido elegir especialidad MIR fuera del cupo del 4 por ciento que tienen destinado para ello en el primer turno, "plazas que podrían haber escogido graduados españoles de no existir nota de corte". Los estudiantes se han posicionado en contra de esta medida del Ministerio, "que ha favorecido la entrada de estos al Sistema MIR en contraposición a la reducción a la mitad del cupo de extracomunitarios que se realizó el año pasado".

 

El examen MIR es una prueba de acceso al Sistema de Formación especializada cuya finalidad es ordenar a los aspirantes para asegurar una elección de plazas igualitaria. "La nota de corte introducida en dicha prueba, aumentada este año de un 30 a un 35 % de las diez mejores puntuaciones, se aleja de este propósito", ha asegurado el CEEM.

 

El Consejo defiende que "son las Facultades de Medicina y el Ministerio de Educación los encargados de acreditar a los estudiantes para el ejercicio de la Medicina en los 6 años de carrera y que no es competencia del Ministerio de Sanidad mediante un único examen de 225 preguntas de respuesta múltiple evaluar la validez de un médico para optar a una plaza MIR". Por su parte, los estudiantes de medicina defienden que "el examen MIR sólo debe hacer justa la elección de la plaza, y no debe dejar fuera a los estudiantes que ya han sido evaluados por las Facultades de Medicina previamente".

 

En relación a la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, "queda patente que la percepción de los médicos en formación es negativa y no es equiparable al peso que tiene esta disciplina en el conjunto del Sistema Nacional de Salud". El CEEM considera que "es necesaria una mejor docencia de la Atención Primaria en las facultades para hacer más atractiva esta especialidad, ya que a día de hoy solo esta presente como materia obligatoria en 28 de las 40 facultades del estado".

 

A su vez, los estudiantes han defendido que estas plazas menos solicitadas "se hagan más atractivas mediante la mejora de las condiciones laborales, fomentando la movilidad entre centros comarcales y de referencia. Asimismo, los incentivos para estos destinos vacantes no han de ser de carácter económico sino también curricular fidelizando a los profesionales a dicha plaza".