Los españoles... ¿suspenden o aprueban en felicidad?

Un 63,6% de la población valora su satisfacción global con la vida entre los siete y los diez puntos, un porcentaje que se eleva al 73,1% entre la población de 16 a 29 años.

La satisfacción global de la población con su vida se sitúa en 6,9 puntos en una escala de cero a diez, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), una operación de periodicidad anual que se realiza de forma armonizada en todos los países de la Unión Europea, que publica este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

  

En concreto, un 63,6% de la población valora su satisfacción global con la vida entre los siete y los diez puntos, un porcentaje que se eleva al 73,1% entre la población de 16 a 29 años, frente a un 9,7% que la valora de cero a cuatro puntos, por lo que la puntuación media es de 6,9 puntos.

  

La satisfacción global con la vida es mayor en la personas con los ingresos por hogar más altos y con el nivel de formación más elevado. Así, el 77,7% de las personas que viven en hogares con ingresos elevados valoran de siete a diez su satisfacción global con la vida, y el 4,6 % da una valoración de cuatro o menos puntos. Por el contrario, el 49,5 % de las personas con nivel de formación de primaria o inferior hace una valoración de siete a diez puntos y el 15,9% de cero a cuatro.

 
 

 

Por otro lado, las personas de 65 y más años son, en general, las que se consideran más satisfechas con el tiempo del que disponen para hacer lo que les gusta, frente a las personas de 30 a 44, que son las que declaran menor grado de satisfacción. El grupo más insatisfecho con el tiempo disponible es el de la población ocupada (el 24% valora su satisfacción entre cero y cuatro puntos).

  

En la misma línea, la satisfacción media con el trabajo se sitúa en 6,9 puntos, siendo las personas más satisfechas las de 65 y más años (7,4 de valoración media), seguidas de las que viven en hogares con mayor nivel de ingresos (7,2). En cambio, la población con menor nivel de ingresos en el hogar presenta el mayor porcentaje de personas insatisfechas con el trabajo (17,4% puntúan su satisfacción entre cero y cuatro). Por sexos, la satisfacción con el trabajo es mayor entre las mujeres que entre los hombres.

 

INFLUENCIA DE LAS CONDICIONES MATERIALES

  

Además, las personas con mayor nivel de ingresos son las que en mayor porcentaje se declaran satisfechas con la situación económica de su hogar (un 67,6% da una valoración de siete a diez), seguidas de las que tienen formación superior (54,4% con valor siete a 10). Por el contrario, un 49,0% de las personas en paro declaran un grado de satisfacción de cuatro puntos o menos.

  

Mientras, las personas más satisfechas con su vivienda son las que tienen mayor nivel de ingresos (un 82,7% dan una valoración de siete a diez puntos) y las que tienen formación superior (76,8% con valoración siete a 10), frente a los extranjeros de países distintos de la Unión Europea, que presentan un porcentaje del 18,1% con valoración de entre cero a cuatro puntos.

  

La encuesta también analiza la confianza en el sistema político, el sistema judicial y la policía. En el primer caso, recibe una valoración media de 1,9 puntos, confianza que en el sistema judicial se eleva a una valoración media de 3,1 y la de la policía se valora en un 5,4.

  

La encuesta aborda asimismo la percepción de la seguridad, con diferencias entre sexos ya que el 43,8% de los hombres manifiesta sentirse muy seguro, porcentaje que se reduce a la mitad (21,5%) en el caso de las mujeres. Por edades también surgen diferencias pues el 10,4% de las personas de 65 y más años se declaran muy inseguras, frente al 3,3% de jóvenes entre 16 y 29.

 

OCIO Y RELACIONES SOCIALES

  

En cuanto al grado de satisfacción global de los entrevistados con sus relaciones personales, la población de 16 a 29 años es la más satisfecha, con una valoración media de 8,1 puntos. En cuanto a la confianza en los demás, destacan los jóvenes de 16 a 29 años, con una valoración media de 6,6 puntos.

  

El sentimiento de confianza en los demás es mayor en las personas que viven en hogares  con mayor nivel de ingresos y aquellas con nivel de formación más alto. El mayor porcentaje de personas con un nivel de confianza bajo se da en la población extranjera (el 20,9% de los extranjeros, tanto comunitarios como de fuera de la UE sitúan su confianza en los demás entre cero y cuatro puntos).

  

Por CC.AA., Melilla, Islas Balears y la Comunidad Foral de Navarra destacan por la valoración global de la vida mientras Galicia, Castilla y León y Andalucía alcanzan unas valoraciones medias más bajas. La Comunidad Foral de Navarra es dónde la población manifiesta mayor satisfacción con su situación económica y también es en la que se tiene más confianza en los demás.

  

Islas Balears destaca en la valoración de la vivienda y la ciudad de Melilla alcanza la mejor valoración de dos de las tres instituciones valoradas y en la satisfacción con el trabajo actual. En la valoración de la satisfacción con las relaciones personales destaca Ceuta mientras que Cantabria tiene el mayor porcentaje de población que se considera segura (88,1%).

  

En Galicia se da la peor valoración en situación económica, vivienda, trabajo actual, instituciones (junto con País Vasco), confianza en los demás, relaciones personales, y valoración global de la vida. Ceuta es la peor situada en cuanto a seguridad percibida.